Asuntos de Veteranos: falta equipo para 2da ola de COVID-19

WASHINGTON (AP) — El Departamento de Asuntos de Veteranos se defendió el martes de las críticas por la escasez previa de mascarillas y equipo médico para proteger a sus empleados del coronavirus, pero reconoció que el suministro actual podría no ser suficiente para lidiar con una segunda oleada.

El doctor Richard Stone, el principal funcionario de salud de la agencia, dijo que en el punto más alto de la pandemia, sus centros médicos utilizaban diariamente unas 250.000 mascarillas N95, una “enorme cantidad”.

Actualmente, Departamento de Asuntos de Veteranos (conocido como VA) cuenta con un suministro de equipo médico para 30 días, incluyendo mascarillas y batas, pero realmente necesita un suministro para 60 días, dijo Stone, en parte para atender el aumento en la demanda a medida que el departamento reabre por completo sus centros de salud tras el relajamiento de las órdenes de confinamiento en todo el país. Para lidiar con una posible segunda oleada del COVID-19, la dependencia requeriría de reservas para seis meses.

“Una futura oleada de la pandemia pondría a prueba la preparación de todos nosotros”, dijo Stone ante la Comisión de Asuntos de Veteranos del Senado.

Haciendo notar que el VA actualmente gasta 100 millones de dólares al mes en equipo de protección personal, en comparación con los 10 millones de dólares mensuales antes de la llegada de la pandemia, Stone dijo que la base manufacturera de Estados Unidos necesita incrementar la producción para ayudar a cubrir las necesidades de todos los sistemas de hospitales “en el país y en el mundo”.

Stone dijo que el VA está contratando a más personal médico — más de 18.800 empleados hasta el momento, y contando — y alistando cuatro “centros de preparación” para almacenar equipo de protección personal para un posible rebrote del virus a finales de este año.

El senador Jerry Moran, presidente de la comisión, y Jon Tester, el demócrata de mayor rango en el panel, exhortaron esta semana al presidente Donald Trump para que incluya al VA en la Comisión de la Ley de Producción de Defensa. En particular, los demócratas apuntan a una fallida cadena de suministros y aseguran que Trump debería invocar la ley para garantizar que el VA, que cuenta con el sistema de hospitales más grande del país, reciba los suministros médicos que necesita.

The Associated Press reportó previamente que las instalaciones de salud del VA tuvieron problemas de escasez de trabajadores y de equipo de protección, lo que obligó a los empleados a reutilizar las mascarillas durante varios días, e incluso semanas, mientras que los líderes de la dependencia negaban que hubiera una falta de suministros adecuados.

El martes, Stone destacó las bajas tasas de infección en las instalaciones de su dependencia e insistió en que “nunca llegó un punto en que un trabajador de salud del VA corriera peligro de atender a pacientes de COVID-19”. De cualquier forma reconoció que la agencia sólo ha realizado unas 50.000 pruebas de diagnóstico, lo que equivale a un 17% de sus empleados, y que aún tiene mucho por hacer para poner realizar más debido a la escasez de hisopos y otros suministros de prueba.

Hasta el martes, el VA tenía 1.665 casos de COVID-19 entre su personal, incluyendo 133 considerados “activos”. Al menos 33 trabajadores del VA han muerto debido al virus, según datos de la agencia.

MAS NOTICIAS