Más de 40 muertos en combates entre fuerzas sirias y yihadistas

Más de 40 combatientes fueron abatidos este lunes en combates en el noroeste de Siria, donde las fuerzas del régimen rechazaron un ataque de un grupo yihadista vinculado a Al Qaida, que tuvo lugar a pesar de una tregua, informó una oenegé.

En las últimas semanas hubo combates esporádicos y tiros de artillería en Idlib y territorios cercanos pese a un cese el fuego adoptado a principios de marzo en esta región, último gran bastión yihadista y rebelde de Siria.

Facciones yihadistas lideradas por Huras Al Din, un grupúsculo vinculado a Al Qaida, lanzaron este lunes una ofensiva contra dos pueblos controlados por el régimen en la zona de Sahl Al Ghab, situada en el noroeste de la provincia de Hama, junto a Idlib, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los enfrentamientos dejaron 19 muertos entre las fuerzas del régimen y éstas mataron a 22 yihadistas, según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, que indicó que los dos pueblos que habían sido retomados por los yihadistas terminaron siendo abandonados por estos.

En Damasco, una fuente militar citada por la agencia oficial Sana, confirmó un ataque contra "dos posiciones del ejército" perpetrada "por kamikazes y vehículos llenos de explosivos", así como la retirada a los asaltantes.

Huras Al Din, con 1.800 hombres, también incluye a extranjeros y lucha a veces junto a los yihadistas de Hayat Tahrir al Sham, la exrama siria de Al Qaida, que domina Idlib, según el Observatorio.

El alto el fuego actual, negociado por Moscú, aliado del régimen, y Turquía, que apoya a algunos grupos rebeldes, fue adoptado tras varios meses de ofensiva del régimen sirio, con apoyo de la aviación rusa.

La operación, reanudada en septiembre y que estuvo acompañada de ataques aéreos casi a diario, dejó cerca de un millón de desplazados, según la ONU, pero también 500 muertos civiles, según el OSDH.

Pese al alto el fuego, la aviación rusa llevó a cabo a principios de junio ataques contra posiciones yihadistas en el noroeste.

La guerra en Siria empezó en 2011 y ha dejado más 380.000 muertos y obligado a desplazarse a millones de personas.

tgg/all/pc/age/mis/jvb

MAS NOTICIAS