International Crisis Group advierte que Líbano necesita ayuda y reformas

Líbano necesita ayuda internacional para salir del colapso económico, afirma el lunes el International Crisis Group en un nuevo informe, en el que recalca que deberá condicionarse a la adopción de reformas hasta ahora ignoradas por los políticos.

Desde 2019 el país vive una grave crisis económica acompañada de escasez de dólares, de una fuerte depreciación de la libra libanesa y una explosión de la inflación que ha sumido a parte de la población en la precariedad.

Estas dificultades fueron una de las causas de la revuelta popular sin precedentes de octubre, contra una clase política considerada corrupta e incompetente.

"La crisis económica no tiene precedentes en la historia del país", reconoce el centro de reflexión ICG, que estima que "Líbano necesitará ayuda externa urgente para evitar las peores consecuencias sociales".

El país anunció en marzo que estaba en default. El gobierno adoptó un plan de estímulo y entabló negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Para obtener nueva financiación" y evitar lo peor, "Líbano debe acelerar urgentemente las negociaciones con el FMI", advierte el ICG.

"Hasta que no se disponga de un apoyo internacional más sustancial, los donantes externos pueden tener que aumentar su ayuda humanitaria", subraya.

Según el ministerio de Finanzas libanés, más del 45% de la población vive por debajo del umbral de pobreza y el desempleo afecta a más del 35% de la población activa.

Sin embargo, advierte el ICG, los donantes deben pedir a cambio "esfuerzos para eliminar la corrupción y el clientelismo".

Las autoridades esperan obtener 9.000 millones de dólares del FMI, además de los 11.000 millones de dólares prometidos en 2018 en una conferencia en París.

Los fondos de 2018 nunca fueron desembolsados debido a la falta de reformas.

"El gobierno actual y cualquier gobierno posterior tendrá que llevar a cabo una reforma estructural e institucional para restablecer bases sólidas y el sistema económico y financiero", recomienda el ICG.

"Para ser exitoso, este cambio estructural tendrá que poner fin al modelo político, donde las camarillas corruptas que actúan en su propio beneficio se apropian y redistribuyen los recursos del Estado".

tgg/awa/erl/lp

MAS NOTICIAS