Bombay escapa a útimo momento a la furia de ciclòn Nisarga

El ciclón Nisarga cambió de rumbo in extremis el miércoles y toco tierra a un centenar de kilómetros de Bombay, la capital económica de India y que lleva 70 años sin sufrir la furia de una tormenta de gran magnitud.

Formado en el Mar de Arabia, el ciclón alcanzó la costa oeste de India este miércoles de tarde a la altura de Alibag, una ciudad balnearia muy apreciada por los ricos de Bombay, ubicada a un centenar de km al sur de la megalópolis con 18 millones de habitantes.

Acompañado por vientos de hasta 120 km/h, el ciclón provocó precipitaciones torrenciales en el estado de Maharashtra, del cual Bombay es la capital. Pero, según los meteorólogos locales, el fenómeno perderá potencia en las próximas horas.

De todas maneras, Bombay sufrió fuertes lluvias durante la tarde y los vientos inclusive derribaron árboles en algunos barrios, pero hasta el momento no se informó sobre daños de importancia.

- Ciclones poco frecuentes en Bombay -

Maharashtra y el estado vecino de Gujarat habían evacuado de manera preventiva al menos a 100.000 personas de las zonas costeras con mayor riesgo.

Maharashtra ordenó el cierre de sus oficinas durante miércoles y jueves, prohibió reuniones de cuatro o más personas, y solicitó a sus habitantes a confinarse en momentos en que las autoridades comenzaban a flexibilizar las restricciones en vigor desde fines de marzo para contener la pandemia de covid-19.

"Las oficinas, industrias y otras actividades que empezaron a funcionar (con el desconfinamiento del coronavirus) estarán cerradas mañana y pasado mañana", había tuiteado Uddhav Thackeray, jefe del gobierno de Maharashtra.

"Para su seguridad no salgan de sus casas", señaló, advirtiendo también que las importantes precipitaciones podrían provocar cortes de electricidad y otros daños.

Los ciclones son muy poco frecuentes en Bombay, una ciudad construida frente al mar de Arabia. La última tormenta importante que llegó a la ciudad fue en 1948, mató a 12 personas e hirió a más de un centenar.

El Nisarga llegó dos semanas después de otro importante ciclón, el Amphan, que dejó un centenar de muertos en el este de India y en Bangladés y provocó daños materiales importantes.

str-amu/stu/amd/cr/pc/zm/age/mb

MAS NOTICIAS