Bogotá refuerza controles en populosa localidad ante el avance de la pandemia

Personal médico de la secretaría de salud realiza pruebas de COVID-19, este miércoles en la localidad de Kennedy, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Personal médico de la secretaría de salud realiza pruebas de COVID-19, este miércoles en la localidad de Kennedy, en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

Bogotá, 3 jun (EFE).- La Alcaldía de Bogotá aumentó los controles sanitarios y la entrega de mercados ante el avance del coronavirus en la ciudad, sobre todo en la populosa localidad de Kennedy, que concentra el 25 % de los contagiados de la capital colombiana que obligaron al cierre total de este sector el pasado lunes.
Trabajadores de la Alcaldía recorrieron este miércoles la localidad de Kennedy, la más densamente poblada de Bogotá, para controlar la situación en los puntos con más aglomeraciones, como Corabastos, el mercado mayorista más grande de Colombia.
En Bogotá están concentrados 10.743 de los 31.833 casos de COVID-19 del país, de los cuales 2.776 están en Kennedy.
AYUDAS ALIMENTARIAS
El Gobierno local también entregó kits de alimentos y aseo a familias vulnerables. Según cifras de la Alcaldía, desde el lunes se han entregado 3.253 ayudas humanitarias y se han atendido a 11.089 personas con información y pedagogía.
El subsecretario de Gobierno de la Alcaldía, José Riveros, explicó a Efe que se centraron en el populoso sector de Kennedy porque "uno de cada cuatro casos de COVID-19 de la capital está en esta localidad" y también "uno de cada tres muertos asociados al virus".
Riveros informó que la movilidad se redujo un 50 % desde que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, decretó el sábado pasado el cierre total de la localidad desde el 1 hasta el 14 de junio.
Desde entonces, la Policía ha reportado cerca de 100 comparendos por no usar el tapabocas y unos 500 por no acatar la norma de aislamiento obligatorio, sanciones que tienen un valor de un millón de pesos (unos 280 dólares).
Dayro Torres, residente de Kennedy, aplaudió las ayudas y controles de la Alcaldía y admitió que muchos de sus vecinos no tienen "precaución, salen sin tapabocas, no usan alcohol ni se lavan las manos" y "mucha gente no se cuida y puede contagiar a otros".
Para estrechar el cerco de los contagios, equipos sanitarios visitan desde hace dos semanas a familias en riesgo con niños, personas mayores o con patologías previas a las que realizan la prueba del COVID-19 con una muestra hisopada de la garganta. Cada equipo gestiona 30 pruebas al día.
Juliana Martínez, una de las terapeutas respiratorias que forma parte del programa, explicó a Efe que ella se encarga del programa y gestiona el envío de unas 150 pruebas diarias.
Desde que empezó la iniciativa el 13 de mayo han tomado 1.700 pruebas con 41 positivos por COVID-19.
La terapeuta lamentó que a pesar del cierre total, en Kennedy todavía se ve mucha gente aglomerada en los comercios y las calles en un ambiente de total "inconsciencia e irresponsabilidad" porque "la gente todavía no cree que esto es cierto, piensan que es una teoría conspirativa".
Kennedy es uno de los sectores más densamente poblados de Bogotá, con 28.205 habitantes por kilómetro cuadrado y con 1,3 millones de habitantes, lo que lo convierte en un caldo de cultivo para la propagación del coronavirus.

MAS NOTICIAS