Paraguay se plantea marcha atrás en territorios ante dispersión del COVID-19

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. EFE/ Nathalia Aguilar/Archivo
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. EFE/ Nathalia Aguilar/Archivo

Asunción, 1 jun (EFE).- El Gobierno paraguayo analiza retroceder fases del confinamiento por la pandemia del COVID-19 en territorios donde se está dando una dispersión de contagios del coronavirus SARS-CoV-2 como el de Alto Paraná, en la zona fronteriza con Brasil, país en el que la epidemia "tiene una velocidad muy preocupante", afirmó este lunes el presidente Mario Abdo Benítez.
"Hay una estrategia de volver a otras fases previas o no avanzar hacia otras fases, haciendo un análisis territorial (...) para aquellos territorios que representan una amenaza para la propagación del virus", señaló Abdo Benítez a los periodistas durante un acto público.
Las declaraciones del mandatario se produjeron en el comienzo de la segunda semana de la Fase 2 de la denominada "cuarentena inteligente", con el retorno a la actividad de la mayoría de los sectores y la alarma del Gobierno ante el relajo ciudadano y la aparición de casos sin nexo epidemiológico.
En ese sentido, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, presente en el mismo acto, expresó su preocupación por "la fatiga de la gente, que se va desescalando en las medidas restrictivas", y señaló que "los casos sin nexo ponen en riesgo toda la política que se ha aplicado" ante la irrupción del virus.
"La cuarentena territorial es una posibilidad franca en vista del comportamiento de tenemos", advirtió Mazzoleni.
Paraguay mantiene en 11 el número de muertos y en 986 los contagios, cifras que el Gobierno atribuye al temprano confinamiento social.
Sin embargo, los positivos "sin nexo" sumaron 12 en cuatro días, todos en Central, el departamento más poblado del país, y Alto Paraná, cuya capital es Ciudad del Este, segunda urbe del país y limítrofe con Brasil.
Al respecto, Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, reiteró hoy la preocupación del Ejecutivo ante las cifras del coronavirus en Brasil, segundo país en las estadísticas de contagios (514.849) y el cuarto en cantidad de fallecidos (29.314).
"Ustedes saben que nuestros hermanos del Brasil todavía tienen una velocidad muy preocupante de la propagación del coronavirus (...) y eso naturalmente representa una amenaza para nuestro país y para nuestra frontera", manifestó Abdo Benítez.
Asunción y las ciudades vecinas del departamento Central albergan a unos 2,5 millones de habitantes y Alto Paraná alrededor de un millón, lo que representa el 50 % del total nacional.

MAS NOTICIAS