México alista su "nueva normalidad" aunque reconoce que epidemia continúa

Fotografía cedida este viernes por la presidencia de México del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, durante una rueda de prensa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS
Fotografía cedida este viernes por la presidencia de México del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, durante una rueda de prensa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

México, 29 may (EFE).- El próximo lunes comienza la "nueva normalidad" en México aunque el plan de reapertura será todavía muy limitado porque solo un estado ha mejorado al momento sus condiciones, y las propias autoridades advierten de "picos" máximos de contagios en parte del territorio.
"No debe nadie confundirse con que la epidemia en el conjunto del país haya llegado a su pico máximo y esté en descenso. No es el caso", indicó este viernes el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.
Según el reporte más reciente, México suma un total de 81.400 casos y 9.044 muertos confirmados por COVID-19 en los tres meses que lleva la enfermedad en el país, y en los últimos días se han producido cifras récord de fallecidos.
Es por ello que, abundó el funcionario, las medidas de protección estarán regidas por los colores del semáforo que se ha creado para la ocasión y regirán cada localidad y cada centro de trabajo.
Su intensidad dependerá del color vigente, rojo y naranja para las más rigurosas, y amarillo y verde para las de mayor flexibilidad.
El funcionario presentó el mapa de México con colores del semáforo de riesgo epidemiológico en donde destacó que en 31 de 32 entidades territoriales, este indicador se encuentra en rojo; solo el norteño estado de Zacatecas está en naranja.
Señaló que se le llama "nueva normalidad" porque la serie de medidas de higiene personales y respecto a otras personas "son elementos que no se pueden quitar y muy probablemente no deberemos quitar en muchos años", lo que permitirá convivir con el virus , añadió López Gatell.
Según López-Gatell con la jornada de distanciamiento social se logró reducir hasta un 81 % lo que hubiera ocurrido en el plano de las consecuencias negativas de la epidemia si no se toman esas medidas restrictivas de la actividad social y laboral.
Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las medidas de prevención no se impondrán, sino que se hará todo por convencimiento "para que de esta manera sigamos adelante, que sigamos domando esta pandemia, como lo hemos venido haciendo", aseveró.
REGRESO A CLASES, EL 10 DE AGOSTO
En cuanto a la educación, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, dijo que en caso de que el semáforo esté en verde, alumnos de preescolar, primaria y secundaria regresarán a las aulas el 10 de agosto. "Sin embargo, hay que aclarar que es una fecha referencial", dijo.
El funcionario indicó que, a partir de esa fecha, se darían cursos remediales -para recuperar la materia perdida- y el nuevo ciclo 2020-21 comenzaría formalmente el 21 de septiembre.
Además, recalcó, se aplicarán medidas higiénicas para cuidar a los estudiantes, como el acceso al jabón y agua, cuidado de los maestros y el uso de cubrebocas obligatorio.
MEDIDAS SANITARIAS EN CENTROS DE TRABAJO
El regreso a las actividades también tendrá nuevas normas para los centros de trabajo, según dijo Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien resaltó que en la nueva normalidad es sumamente importante que un contagio de COVID-19 no se convierta en un brote.
Para ello, señaló, es imprescindible que las empresas sigan los mecanismos de registro y de lineamientos como son los filtros, barreras físicas, horarios escalonados y señalización con el fin de obtener una validación por parte del Gobierno mexicano.
Así pues, las autoridades implementaron una plataforma digital en la que las empresas pueden realizar una autoevaluación y tener una apertura anticipada.
El titular del IMSS destacó que, hasta el momento, se ha hecho el registro de 15.398 empresas de los tres sectores esenciales (construcción, minería y transporte).
Señaló que este mecanismo se seguirá en compañías no esenciales, como por ejemplo, el sector turístico que, resaltó, ya tiene protocolos específicos para su regreso a las actividades.
GOBERNADORES, A LA ESPERA DE LUZ VERDE
Hace unos días, diversos gobernadores de todo el país aseguraron no estar en condiciones para volver a actividades.
Al respecto, Carlos Mendoza, gobernador de Baja California Sur, dijo este viernes en entrevista con Imagen Radio que pidieron a las autoridades que dicho semáforo no fuera impuesto y el Gobierno federal se comprometió a dar a conocer de manera anticipada los lugares donde se podrían reanudar actividades y cuándo.
"Esto para que podamos, en caso de que haya divergencia, llegar a un acuerdo", manifestó el funcionario.
Sin embargo, señaló que están conscientes de que deben estar preparados para los rebrotes de infecciones y dijo que se tiene que aprender a vivir con este virus.
"El virus no se va a ir, aquí va a estar y es de lógica que cuando empecemos movilidad se pueden dar contagios", insistió Mendoza.
De esta manera, y tras darse a conocer que solamente un estado está a día de hoy en semáforo naranja (peligro alto), hay un mar de dudas sobre los estados que realmente empezarán a implementar la "nueva normalidad".
SIGUEN MANIFESTACIONES DE PERSONAL MÉDICO
El regreso a la normalidad se da en medio de protestas de personal de los hospitales de salud quienes, desde el inicio de la pandemia, han exigido las garantías necesarias para enfrentar la crisis de coronavirus en el país.
En diversos hospitales, la falta de equipo de protección personal adecuado y la ausencia de protocolos bien establecidos para atender a los pacientes han sido uno de los pendientes por resolver del Gobierno federal.
Apenas esta semana, personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) denunció que los han obligado a reutilizar sus mascarillas N95, mientras que este viernes, otros más exigieron contar con insumos necesarios para trabajar en los nosocomios frente al Palacio Nacional.
Para el 1 de julio próximo está programada una megamarcha nacional de trabajadores de la salud para exponer estas carencias en búsqueda de una respuesta a sus demandas.

MAS NOTICIAS