Vaticano reconoce milagro atribuido a sacerdote de EEUU

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El fundador de la influyente organización estadounidense de legos católicos Caballeros de Colón ha dado un paso más hacia su canonización.

El papa Francisco ha reconocido un milagro atribuido a la intercesión del padre Michael McGivney, un sacerdote de Connecticut que murió de neumonía en 1890, a los 38 años, durante una pandemia similar a la del coronavirus.

Sería el primer cura párroco de Estados Unidos en ser beatificado, un paso previo a la canonización.

El Vaticano dijo el miércoles que Francisco reconoció el milagro, que según la organización correspondió a la curación —inexplicable por la Medicina— de un bebé en el útero en 2015 “después que su familia le rezó al padre McGivney”.

McGivney fundó la congregación de los Caballeros de Colón (“Knights of Columbus”, en inglés) en 1882 en New Haven, Connecticut, para alentar una mayor participación activa de los católicos en su fe y para ocuparse de las familias cuando muriera su sostén. Actualmente es una de las organizaciones católicas más grandes del mundo, conocida por sus obras de beneficencia y con unos 2 millones de miembros en América, el Caribe, Asia y Europa.

La organización es también una compañía de seguros con más de 100.000 millones de dólares para la protección de los miembros y sus familias.

No se ha fijado fecha para la ceremonia de beatificación, que según la organización se oficiaría en Connecticut.