Con más de 123.000 casos de coronavirus, Perú dice está "en una meseta no plana" de contagios

Imagen de archivo de personas usando mascarillas esperando fuera del mercado central en medio del brote de coronavirus, en Lima, Mayo 8, 2020. REUTERS/Sebastián Castañeda. NO REVENTA. NO ARCHIVO
Imagen de archivo de personas usando mascarillas esperando fuera del mercado central en medio del brote de coronavirus, en Lima, Mayo 8, 2020. REUTERS/Sebastián Castañeda. NO REVENTA. NO ARCHIVO

LIMA (Reuters) - El presidente peruano, Martín Vizcarra, dijo el lunes que la nación sudamericana se encuentra en "una meseta no plana" de contagios mientras espera un descenso en el brote de coronavirus tras anotar más de 123.000 casos confirmados con la enfermedad.

Vizcarra, en una conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno, afirmó asimismo que el país con más de 70 días en cuarentena ha ingresado a una etapa en la que cumplir las reglas del aislamiento social será clave para vencer a la epidemia.

Los contagios confirmados de coronavirus en Perú subieron a 123.979 el lunes, con 4.020 nuevas infecciones respecto al informe anterior. En tanto, el número de fallecidos se incrementó en 173 a 3.629, según el Ministerio de Salud.

Los casos con el virus se duplicaron frente a los contagios que se tenían hace dos semanas y media. En tanto la cifra promedio diario de casos nuevos en la última semana fue de 4.149.

"Estamos en una meseta irregular, no es una meseta plana", dijo Vizcarra a periodistas al explicar que si bien se han incrementado los casos de coronavirus, los contagios diarios se ha estabilizado desde la segunda semana de mayo y el número de pacientes recuperados de la enfermedad ha crecido.

El brote de la epidemia ha colapsado los hospitales con cadáveres en los pasillos y largas filas de pacientes pidiendo atención, mientras que los focos de infección como los mercados de populares y vehículos de transporte aun se mantienen.

Vizcarra invocó a los peruanos a mejorar el "comportamiento individual y colectivo" para lograr que el descenso de la meseta sea con la velocidad que se espera. "Cambiar hábitos, costumbres es bien difícil", refirió. "Algunos los aceptan y lo asimilan de manera rápida, a otros les cuesta", añadió.

El pedido del mandatario se produce tras la extensión hace unos días de la cuarentena hasta el 30 de junio para cumplir tres meses y medio de confinamiento, en uno de los periodos más largos del mundo, con ciertas modificaciones para facilitar la reanudación de algunas actividades económicas.

(Reporte de Marco Aquino, Editado por Manuel Farías)

MAS NOTICIAS