Paraguay alcanza su meta de mil muestras y entra en nueva fase de cuarentena

Paraguay mantiene sus fronteras cerradas, con la mirada puesta en las compartidas con Brasil, país que el Gobierno ve como una amenaza de contagio ante la explosión de los casos. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo
Paraguay mantiene sus fronteras cerradas, con la mirada puesta en las compartidas con Brasil, país que el Gobierno ve como una amenaza de contagio ante la explosión de los casos. EFE/Nathalia Aguilar/Archivo

Asunción, 24 may (EFE).- Paraguay superó este domingo el objetivo del millar de muestras del COVID-19, alcanzando las 1.007, con un registro de doce nuevos casos positivos y la cifra de muertes anclada en once, el día en que el Gobierno decretó la entrada desde el lunes de la nueva fase de levantamiento de las restricciones.
El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, informó en su cuenta social de los datos, que incluyen ese récord de muestras, que por primera vez llegan al millar, uno de los objetivos del Gobierno tras la aparición de la pandemia en el país sudamericano.
Mazzoleni informó además que las pruebas dieron un total de doce contagios, once por contacto con el exterior y uno local, con lo que la suma total de positivos es de 862 y de 307 la de recuperados.
LEVANTANDO LA CUARENTENA
El anuncio se produjo a la par de la divulgación del decreto presidencial del ingreso en la fase dos de la denominada "cuarentena inteligente", que ya fue anticipada el viernes por Mazzoleni en una rueda de prensa ante la caída de los contagios.
El nuevo periodo, que finaliza el 15 de junio y es ajustable en función de la marcha del control de la pandemia, incorpora a nuevos sectores económico y sociales, tras lo que se considera un impacto en el aplanamiento de la curva epidemiológica tras la anterior fase, de tres semanas de duración.
Entre las novedades figura la apertura de los grandes centros comerciales, pero limitados a la compra de productos y sin autorización para las actividades de esparcimiento propias de los mismos.
Se autoriza además el servicio de los locales gastronómicos pero sin permanencia de clientes, solo aptos para llevar el producto en el momento o la entrega a domicilio.
Otra incorporación es la de las empresas de obras civiles, ya que las públicas estaban funcionando, así como la celebración de bodas y bautizos en templos religiosos y con un máximo de diez personas.
Sin embargo, el decreto puntualiza que las clases presenciales siguen suspendidas, si bien el personal administrativo de los centros docentes podrá operar en un 50%.
Las actividades en general no incluyen a personas mayores de 65 años, excepto si ejercen servicios médicos de urgencia o considerados imprescindibles en el organigrama del Estado.
Y se mantiene el uso de tapabocas en los transportes públicos y en lugares cerrados o donde no se pueda cumplir el debido distanciamiento.
Paraguay mantiene sus fronteras cerradas, con la mirada puesta en las compartidas con Brasil, país que el Gobierno ve como una amenaza de contagio ante la explosión de los casos.
El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, acordó el viernes con su par brasileño, Jair Bolsonaro, que esas fronteras comunes serán reabiertas "cuando las condiciones están dadas", según informó ese día el Gobierno paraguayo.

MAS NOTICIAS