Ministro argentino reconoce "distancia importante" para acordar con bonistas

El ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, afirmó que se sigue negociando con los acreedores privados sobre la oferta de reestructuración de deuda, pero reconoció que aún hay "una distancia importante" para llegar a un acuerdo.

"Todavía hay una distancia importante que recorrer, pero, lo que es más importante, todos los lados permanecen en la mesa para encontrar una solución", declaró Guzmán a la agencia oficial Télam este viernes, luego de que Argentina incumplió el pago de 500 millones de dólares en intereses de esa deuda y quedó en default.

Insistió en que "las negociaciones continúan en un curso que consideramos positivo, con una comprensión mutua cada vez mayor".

Argentina se encuentra en pleno proceso de renegociación de su deuda bajo legislación extranjera, de 66.000 millones de dólares. La primera oferta que hizo, con tres años de gracia y quitas de 62% en intereses y 5,4% en el capital, fue rechazada por los acreedores, que presentaron varias contrapropuestas.

Este viernes vencía un segundo plazo para acordar la reestructuración de la deuda pero el gobierno lo extendió hasta el 2 de junio.

Guzmán reiteró que el acuerdo debe estar atado a la capacidad de pago del país y ajustarse a "nuestras restricciones de sostenibilidad de la deuda, incluidas las identificadas por el Fondo Monetario Internacional".

"La extensión de la oferta (hasta el 2 de junio) brinda flexibilidad en caso de que la República decida realizar modificaciones en los próximos días para asegurar un acuerdo sostenible con nuestros acreedores", explicó.

Guzmán explicó que el incumplimiento de pago ocurrido este viernes "también forma parte de estas discusiones, y esperamos que se aborde en el acuerdo más amplio que se está buscando".

El ministro dijo que las conversaciones de los últimos días le dieron "una mayor confianza" en la posibilidad de alcanzar un acuerdo con los acreedores privados de bonos.

"Hay un reconocimiento compartido de que cuanto antes resolvamos el problema de la deuda insostenible de Argentina, mejor será para todos los lados y para la estabilidad de la región", consideró.

Advirtió además que la resolución de la deuda "afectará la vida de millones de personas y probablemente tendrá efectos indirectos en toda una clase de activos, en un contexto global en el que habrá múltiples naciones soberanas que enfrentarán situaciones de sobreendeudamiento".

ls/nn/yow

MAS NOTICIAS