Mientras China acelera ley de seguridad biológica, expertos piden protección para informantes

FOTO DE ARCHIVO. Un empleado trabaja en el laboratorio de I+D de Beijing Applied Biological Technologies Co. durante un recorrido de las instalaciones organizado por el gobierno, luego del brote de la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Pekín, China. 14 de mayo de 2020. REUTERS/Thomas Peter
FOTO DE ARCHIVO. Un empleado trabaja en el laboratorio de I+D de Beijing Applied Biological Technologies Co. durante un recorrido de las instalaciones organizado por el gobierno, luego del brote de la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Pekín, China. 14 de mayo de 2020. REUTERS/Thomas Peter

PEKÍN (Reuters) - China está acelerando una nueva ley para ayudar a prevenir enfermedades infecciosas y otras "amenazas biológicas", pero algunos expertos dijeron que una disposición destinada a disuadir información falsa podría desalentar a posibles denunciantes y poner al público en riesgo.

La legislación propuesta, que se está discutiendo en la sesión anual del parlamento que comenzó el viernes, prohíbe que las entidades o individuos fabriquen o difundan información falsa sobre bioseguridad, según el último y primer borrador de ley disponible públicamente.

Las autoridades han prometido en repetidas ocasiones tomar medidas para abordar las "deficiencias" en las leyes y reglamentos de salud pública, lo que ha llevado a la aceleración de la ley de bioseguridad.

Pero si la información de los trabajadores médicos sobre lo que sospechan que es una nueva enfermedad contagiosa no puede probarse con una precisión del 100%, el temor es que puedan ser castigados.

"Si fuera médico, lo pensaría", dijo Zhang Mingmei, abogado de la firma de abogados DHH de Beijing. "Si hubiera informado (sobre una posible epidemia) y luego resultó ser incorrecta, ¿asumiría la responsabilidad por esto?"

"Lleva tiempo verificar la información falsa", dijo Zhang. "Pero ... las oportunidades para frenar una epidemia nunca volverán una vez que nos las perdamos".

En enero, el médico de Wuhan, Li Wenliang, fue reprendido por la policía por difundir información "ilegal y falsa" después de revelar en las redes sociales que varios pacientes en la ciudad habían sido infectados por un virus similar al Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS).

Li eventualmente se convirtió en una de las primeras víctimas de un nuevo coronavirus que mataría a 330.000 personas en todo el mundo, y su tratamiento por parte de las autoridades causó una indignación generalizada en China.

La legislación, cuyo borrador fue revisado por primera vez por el comité permanente del parlamento en octubre, se abrió para comentarios públicos a fines de abril y así seguirá hasta mediados de junio, según el sitio web del parlamento.

China pretende implementar la ley para fin de año, dijo el jueves un portavoz parlamentario, un paso inusualmente rápido para una nueva ley integral para los estándares legislativos chinos.

(Por redacción Pekín; Editado en español por Juana Casas)

MAS NOTICIAS