La oposición de Nueva Zelanda elige nuevo líder para frenar la popularidad de Arden

En la imagen, la primera ministra, la laborista Jacinda Ardern. EFE/EPA/PETER FOLEY/Archivo
En la imagen, la primera ministra, la laborista Jacinda Ardern. EFE/EPA/PETER FOLEY/Archivo

Sídney (Australia), 22 may (EFE).- El Partido Nacional de Nueva Zelanda eligió este viernes a Todd Muller como su nuevo líder de cara a los comicios de septiembre para intentar arrebatarle el gobierno a la primera ministra, la laborista Jacinda Ardern, cuya popularidad se ha disparado por su gestión frente a la pandemia de la COVID-19.
Muller, quien desbancó a Simon Bridges en una elección a puerta cerrada en el seno del Partido Nacional, tendrá como número dos a Nikki Kaye, según anunció la formación política en su cuenta Twitter.
"No hay equipo Todd, tampoco equipo Nikki, o de nadie, solo existe el equipo Nacional", comentó este legislador con amplia experiencia ejecutiva en el sector de los agronegocios, al intentar alentar a sus correligionarios de cara a los comicios programados para el 19 de septiembre.
El Partido Nacional, que agrupa a los sectores conservadores y liberales tanto del campo y la ciudad del país, cuenta con el 29 por ciento de los apoyos, el más bajo en 15 años, según la encuesta de Colman-Brunton divulgada el jueves por el canal TVNZ, frente a un 59 por ciento que recaban los laboristas de Ardern.
Asimismo otra encuesta de la agencia Newshub-Reid publicada esta semana situaba a Ardern como la mandataria preferida por el 59,5 por ciento de los encuestados frente al 4,5 por ciento que apoyaba a Bridges.
Estos malos resultados del hasta hoy líder opositor aceleraron el cambio de liderazgo en el Partido Nacional que antes de la pandemia estaba parejo en la contienda por el próximo mandato.
"Ha sido un viaje endemoniado, una verdadera montaña rusa, de altibajos", dijo Bridges en una rueda de prensa al hablar de su labor como líder opositor.
Con la crisis generada a raíz de la COVID-19, Ardern, que actualmente gobierna en coalición con los partidos New Zealand First y el Partido Verde, ha disparado sus posibilidades de revalidar el mandato.
De mantener su popularidad, Ardern y su partido podrían incluso gobernar en solitario con, según las proyecciones, 72 de los 120 parlamentarios.
Nueva Zelanda, con poco más de 1.000 infectados, incluidas 21 muertes, ha sido uno de los países más exitosos a la hora de combatir el virus y tras aplicar unas severas medidas de confinamiento a su población.

MAS NOTICIAS