La disrupción de la vacunación en 68 países pueden afectar a 80 millones de bebés

EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA
EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

Ginebra, 22 may (EFE).- Ochenta millones de niños menores de un año en 68 países pueden resultar afectados por la disrupción de las campañas de vacunación debido a la pandemia del coronavirus, advirtió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pidió a los países hacer esfuerzos para reanudar ese servicio.
Esta situación "pone a decenas de millones de niños, en países ricos y pobres, en riesgo de contraer enfermedades mortales, como la difteria, el sarampión o la neumonía", dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.
Explicó que la suspensión de los servicios de vacunación en numerosos países -que han tenido entre sus principales causas las restricciones de movimiento de la población y los problemas de suministro- amenaza décadas de avances contra enfermedades graves, pero que pueden prevenirse.
En las semanas que los países han estado o llevan de confinamiento acudir a un centro de salud o llevar a cabo campañas de inmunización ha sido imposible o muy difícil, pero la OMS pide ahora que se ponga atención a esta situación porque las consecuencias pueden ser tanto o más nefastas que la propia pandemia.
En muchos países, la obligación de mantener la distancia entre las personas, la falta de medios de transporte, el miedo de los padres a exponerse a la COVID, así como la reasignación del personal sanitario a la lucha contra la pandemia han sido algunas de las causas principales de esa situación.
En la misma rueda de prensa virtual, la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, pidió a los gobiernos que hagan todo lo posible para que se reanuden las vacunaciones y a las compañías aéreas que ayuden a transportar las vacunas a tarifas asequibles.
"Los datos asustan, esta es una situación que no veíamos hace años. Modelos desarrollados por la Escuela de Medicina Tropical de Londres indican que si se quisiera evitar la COVID poniendo fin a la inmunización, por cada muerte por COVID podríamos tener más de cien fallecimientos por enfermedades prevenibles con vacunas", dijo por su parte el director de GAVI, Seth Berkley.
GAVI es una alianza internacional público-privada que financia la inmunización en países de escasos recursos y que trabaja estrechamente con la OMS
En los últimos veinte años el acceso de los países más pobres a las vacunas ha permitido que la cobertura de vacunación pase de 59 % en el año 2000 a más del 80% actualmente, lo que a su vez ha reducido el lote de enfermedades prevenibles en 70 % en el mismo periodo.
El resultado ha sido la disminución de la mortalidad infantil a la mitad en los países beneficiados.
Berkley recordó que la inmunización es un instrumento de salud público mundial porque una vacuna no sólo protege a la persona que la recibe, sino a todo su entorno, incluyendo a aquellos que no pueden ser vacunados por razones médicas y que dependen de la responsabilidad de otros para no contagiarse con enfermedades que los podrían matar.
La inmunización es una de las temáticas preferidas de aquellos que propagan desinformación, es objeto de rumores y de una pseudociencia que socava todo lo conseguido hasta ahora, recordó Tedros.
Esto ha causado un retroceso en las tasas de vacunación en algunos países, principalmente en Europa, lo que ha provocado brotes de sarampión en los últimos años.

MAS NOTICIAS