Human Right Watch pide a Malta que autorice desembarco de migrantes bloqueados en el mar

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) pidió el viernes a Malta que autorice "inmediatamente" a más de 160 migrantes bloqueados en el Mediterráneo, desembarcar en la isla, cuyas autoridades apelaron de nuevo a la solidaridad de Europa.

Estos 160 refugiados y migrantes fueron socorridos en el mar entre el 30 de abril y el 7 de mayo y transferidos a dos navíos de la empresa de cruceros Captain Morgan, en los que están bloqueados en aguas de Malta.

"Es increíble que el gobierno de Malta mantenga a personas prisioneras durante semanas en barcos turísticos en condiciones miserables solo para presionar a otros países europeos para que se hagan cargo de ellas", denunció Judith Sunderland, subdirectora para Europa y Asia Central de HRW.

"Las preocupaciones relativas a la covid-19 y las denuncias, en parte justificadas, sobre la ausencia de un reparto equitativo de las responsabilidades (entre los países europeos) no pueden excusar este comportamiento escandaloso", agrega la organización en un comunicado, alertando sobre un "deterioro significativo" de las condiciones de vida en el barco.

Desde 2005, Malta se enfrenta a numerosas llegadas de migrantes procedentes sobre todo de Libia. Solamente un 8% de ellos ha sido trasladado a otros países de la Unión Europea y los migrantes en situación irregular ya representan hoy un 1% de la población total de la isla, según las autoridades locales.

En 2019 desembarcaron en Malta un total de 3.405 migrantes y 2.795 siguen todavía en la isla, según las cifras oficiales. A principios de 2020, desembarcaron 1.400 migrantes, una cifra récord.

Las autoridades locales instaron el viernes a la solidaridad de Europa" y a la "responsabilidad colectiva" para "encontrar la manera de hacer frente juntos a este desafío" de la migración hacia Europa.

"Pero nos han dejado solos. Las palabras de solidaridad no bastan. Necesitamos una ayuda práctica. Necesitamos trasladar a un número de migrantes hacia otros países", dijo el ministro de Relaciones Exteriores y Europeas, Evarist Bartolo, en un comunicado.

Solamente Portugal y Francia respondieron este año a los llamamientos de Malta y prometieron acoger, respectivamente, seis y 30 personas.

"Malta es el Estado más pequeño de Europa, pero eso no nos ha impedido hacer todos los esfuerzos posibles para salvar vidas en el mar (...) Estamos dispuestos a asumir nuestra parte, pero no podemos cargar solos con este peso desproporcionado", agregó Bartolo.

hba/ljm/mba/bl/mis