Paraguay, entre el éxito en la contención y los problemas para lograr insumos

Varias personas hacen fila para entrar a un local comercial este miércoles en Asunción (Paraguay). Si bien el país está logrando la meta de contener la expansión del covid-19, se encuentra ante la dificultad de hacerse con material para su precario sistema de salud pública debido a irregularidades y algunos casos de corrupción. EFE/ Nathalia Aguilar
Varias personas hacen fila para entrar a un local comercial este miércoles en Asunción (Paraguay). Si bien el país está logrando la meta de contener la expansión del covid-19, se encuentra ante la dificultad de hacerse con material para su precario sistema de salud pública debido a irregularidades y algunos casos de corrupción. EFE/ Nathalia Aguilar

Asunción, 20 may (EFE).- Paraguay, con once muertes por coronavirus hasta la fecha, está logrando la meta de contener la expansión del COVID-19, si bien se encuentra ante la dificultad de hacerse con materiales para su precario sistema de salud pública debido a irregularidades y algunos casos de corrupción.
El último caso es el de un cargamento de mascarillas N95 y trajes protectores procedentes de China que llegaron sin marca, que están en proceso de revisión por parte del Ministerio de Salud, como anunció este miércoles en rueda de prensa el titular de la cartera, Julio Mazzoleni.
El ministro alegó "objeciones de tipo documental, no desde el punto de vista de las especificaciones técnicas" para justificar la revisión de estos productos.
Salud adjudicó a las empresas Eurotec e Imedic la compra de 6 millones de mascarillas quirúrgicas, 50 camas, 80.0000 trajes de protección, 40.000 protectores faciales, 30.000 protectores oculares y 1,7 millones de mascarillas N95.
El pasado 29 de abril, Mazzoleni anunció que parte del material recibido era defectuoso y algunos productos, como las camas, habían sido rechazadas por incumplir los requisitos.
El ministro recordó este miércoles que las camas fueron rechazadas, al igual que los protectores oculares, "porque hay una imposibilidad por parte de la empresa de poder proveerlos".
No obstante, Mazzoleni insistió en que "no existe en este momento un rechazo total a los ítems que están comprendidos dentro de esta compra por vía de la excepción", ya que el Ministerio ha aceptado las mascarillas quirúrgicas y los protectores faciales.
También señaló que Salud mantiene otros procesos de compra y llamados a licitación abiertos para seguir obteniendo material sanitario con el que reforzar el sistema de salud.
FORTALECER SISTEMA DE SALUD DURANTE CUARENTENA
El fortalecimiento del sistema de salud pública fue uno de los objetivos del Gobierno paraguayo cuando decretó la cuarentena sanitaria a principios de marzo, con la intención de frenar la propagación de la pandemia en el país, pero también para dar tiempo al Ministerio para dotarse de materiales.
La compra fallida también ha activado las labores de la Comisión Especial de Supervisión y Control de Compras (CESC), creada para supervisar los procesos y la recepción de los insumos.
Su titular, Arnaldo Giuzzio, también al frente de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), expuso durante la rueda de prensa de este miércoles la posición de la CESC al respecto y sus trabajos de supervisión, sin descartar medidas hacia las empresas importadoras.
"Si las empresas no llegasen a levantar esas objeciones, desde nuestro punto de vista podrían ser causales de incumplimiento de contrato", apuntó Giuzzio sobre las irregularidades observadas.
Si bien en plano sanitario la cuarentena está dando los resultados esperados, con un número de casos contenidos sin desbordar el sistema y escasas muertes, en lo que refiere a las licitaciones y las compras de material se mantiene cierta opacidad y sospechas de corrupción.
La extitular de Petróleos Paraguayos (Petropar) Patricia Samudio dimitió tras conocerse una compra de agua tónica entre los productos destinados a la lucha contra el coronavirus.
También renunció a su cargo el extitular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) Édgar Melgarejo, por una supuesta adquisición de mascarillas por un precio superior a los ofertados en el mercado, en el marco de las medidas de prevención ante el COVID-19.
Melgarejo se encuentra investigado por la Fiscalía y se mantiene en prisión domiciliaria.
Paraguay atraviesa la última semana de la primera fase de la "cuarentena inteligente", con el regreso de la actividad de repartidores, trabajadores de talleres y fábricas, obras a cielo abierto o abogados.
Este viernes el Gobierno presentará un informe de situación de las tres semanas anteriores para aprobar el paso a la segunda fase.
Además de las once muertes, el país registra un total de 829 casos de contagios.

MAS NOTICIAS