COVID-19 como espejo de otros males globales en documental rodado en Paraguay

Fotografía cedida este miércoles por el cineasta chileno Luis Vera, que lo muestra mientras trabaja en un documental sobre el coronavirus en Paraguay a través de personajes públicos y anónimos, en Asunción (Paraguay). EFE/Cortesía Luis Vera
Fotografía cedida este miércoles por el cineasta chileno Luis Vera, que lo muestra mientras trabaja en un documental sobre el coronavirus en Paraguay a través de personajes públicos y anónimos, en Asunción (Paraguay). EFE/Cortesía Luis Vera

Asunción, 20 may (EFE).- La estrategia contra el COVID-19 adoptada por Paraguay, que mantiene bajo control los contagios, ha motivado el rodaje de un documental que explora otros males que padecen el mundo globalizado, dijo este miércoles a Efe su realizador, el veterano cineasta chileno Luis R. Vera.
Paraguay, con once muertes y con unos 800 casos por coronavirus hasta la fecha, es visto como modelo de contención, fundado en un tempranero cierre de fronteras y estricta cuarentena tras conocerse los primeros casos, a inicios de marzo pasado.
Esa situación fue la que llamó la atención de amigos del exterior de Vera, quien tras atender esos interrogantes puso manos a la obra con el documental, titulado "Pandemia.py.Anno2020".
"Para responder a mis amigos y a mí mismo de lo que estaba pasando en Paraguay, tomé la decisión de iniciar un documental, profundo, de reflexión que sobrepasara la contingencia", explicó Vera, que antes de la cuarentena se encontraba trabajando en una producción chilena-sueca.
El cineasta vive de forma alternada en Paraguay desde hace más de 30 años, donde tiene familia y ha dirigido películas desde la década de los 90, la última de ellas "Mangore, por amor al arte" (2015), basada en el compositor y genio de la guitarra paraguayo Agustín Pío Barrios (1885-1944).
"Tenia mucha falta de información y además me parecía que se estaba manipulando las cifras, por prejuicio", señaló, al manifestar que el rodaje le hizo cambiar de idea y luego de recorrer hospitales y de hablar con médicos, enfermeras y otros auxiliares de la línea de batalla contra el COVID-19.
El documental, para la que Vera juntó a antiguos colaboradores y a profesionales de Chile y Perú, aborda el papel de esas personas anónimas y de la gente a la que se le pide que se encierre en sus hogares más allá de los expertos o autoridades "que aparecen en televisión cada 5 minutos".
Y no se enfoca en particulares de denuncias de corrupción, uno de los mayores males de Paraguay, en compras de materiales médicos que se necesitan para reforzar la precariedad sanitaria, "porque la discusión de fondo es la tragedia que estamos viviendo".
Vera afirmó que se trata "desnudar la cara oculta que tiene esta tragedia en la que la mayoría se distancia quizá por su precariedad u opiniones comprometedoras o contrarias ante lo que está viviendo el mundo".
COVID-19 COMO ESPEJO SOCIAL
Añadió, sin embargo, que el trasfondo de la película es hacer notar "los problemas profundos que está revelando la pandemia en las sociedades en las cuales vivimos, de consumo ilimitado, de cambio climático y de desigualdades".
El director considera que si el impacto del virus en países poderosos como Estados Unidos u otras naciones con envergadura sanitaria es tragedia, ésta también lo es por la restricción de los sectores de menor ingreso al sistema financiero, "que resguarda los intereses de los más poderosos".
"Todo ese camino que está transitando la sociedad global también tiene su réplica en Paraguay y si retrato esta situación particular tendrá que tener su correspondencia en cualquier otra parte del mundo", refirió Vera,
La pandemia "es una alarma y para desgracia de muchos hay que lamentar las muertes, los contagios, pero pone al mundo ante la necesidad de parar, hacer un aislamiento interior para entender que tenemos que cambiar", reafirmó.
Aseveró que otro de los mensajes es que "la sociedad anterior a la pandemia ya era insostenible por razones económicas, sociales, en algunos casos políticos", y mantuvo que si eso no cambia "la mortandad mundial habrá sido un fracaso".
Vera, que ha realizado más de 50 obras en 40 años de trayectoria, señaló que la película se encuentra en la recta final, aunque sin "remate", ante la dirección que puede tener en el futuro inmediato la pandemia.
No obstante, avanzó que cuando si los cinéfilos no vuelven pronto a las sala se lo podría ver en las redes sociales en fechas que tampoco quiso vaticinar.

MAS NOTICIAS