El hijo de un líder separatista cachemir muere en un tiroteo con las fuerzas indias

EFE/EPA/FAROOQ KHAN
EFE/EPA/FAROOQ KHAN

Srinagar (India), 19 de may (EFE).- Al menos dos militantes separatistas murieron este martes en la Cachemira india en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, entre ellos, el hijo de un líder de la formación secesionista Conferencia Hurriyat.
"Dos militantes murieron en una operación en Nawakadal, Srinagar (la capital de verano regional). Ambos pertenecían al grupo insurgente Hizbul Mujahideen (HM)", informó la policía en un breve comunicado.
En el tiroteo, que duró varias horas y se desarrolló en la densamente poblada zona vieja de Srinagar, también resultaron heridos dos agentes de las fuerzas de seguridad, según la policía, que informó de que la operación se desarrolló gracias a la "información específica sobre la presencia (allí) de insurgentes".
"Mientras las fuerzas de seguridad acordonaban la zona y se preparaban (para la operación), los militantes comenzaron a disparar y se desencadenó el tiroteo", relata el comunicado, que no especifica la identidad de los abatidos.
Sin embargo, un agente de la Sala de Control de la Policía de Srinagar, que prefirió mantener el anonimato, confirmó a Efe que uno de los insurgentes fallecidos es Junaid Ashraf Sehrai, hijo del importante miembro de la Conferencia Hurriyat, Ashraf Sehrai.
Sehrai es uno de los colaboradores más cercanos del encarcelado presidente de la formación separatista, Syed Ali Geelani, mientras que su hijo Junaid se sumó en marzo de 2018 a las filas del HM, el mayor de los grupos insurgentes que luchan por la independencia de la India en la disputada región del Himalaya.
Las fuerzas de seguridad consideraban a Junaid como "un importante militante activo" de HM, después de que el líder del grupo insurgente, Riyaz Naikoo, muriese el pasado 6 de mayo en otro choque con la policía.
TIROTEOS Y EDIFICIOS DAÑADOS
Durante el tiroteo "al menos cuatro edificios residenciales han resultado gravemente dañados", según dijo a Efe Fayaz, un residente de la zona, en tanto que las autoridades interrumpieron los servicios de internet y llamadas de móvil, excepto las del proveedor estatal BSNL, para evitar protestas antigubernamentales.
Pero eso no impidió que tras el incidente se produjeran en el barrio choques entre manifestantes separatistas y la policía, que repelió con botes de humo los ataques con piedras por parte de los concentrados, entre los que no se ha reportado ningún herido.
Desde que comenzó el confinamiento el 25 de marzo en toda la India para frenar la expansión del coronavirus, las fuerzas de seguridad han intensificado las operaciones contra los insurgentes cachemires y han abatido desde entonces a más de una treintena de presuntos militantes separatistas.
Debido a la pandemia, las autoridades decidieron no entregar los cadáveres de los fallecidos a sus familiares, con el fin de evitar grandes aglomeraciones en los funerales y los frecuentes enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los manifestantes.
En agosto de 2019, Cachemira perdió su estatus constitucional especial que le dotaba de cierta autonomía y pasó a ser dividida en dos territorios directamente controlados por Nueva Delhi, en un paso gubernamental realizado por sorpresa y acompañado de numerosas restricciones de derechos y miles de arrestos.
La región, la única con mayoría musulmana en el gigante sudasiático, está reclamada por Islamabad desde la descolonización británica en 1947 y por ella Pakistán y la India han librado varias guerras.

MAS NOTICIAS