Empresarios mexicanos piden revocar medidas que refuerzan control estatal de sector eléctrico

Cúpulas empresariales de México exigieron este domingo la revocación de las nuevas medidas con las que se refuerza el control del Estado sobre la industria eléctrica, porque consideran que ponen en peligro proyectos millonarios de energía renovable.

Las nuevas disposiciones que entraron en vigor el viernes "afectan los derechos de los generadores renovables, de los consumidores y de todos los participantes en el sector eléctrico nacional", dijo este domingo en un comunicado el influyente Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El gobierno del presidente de izquierda Andrés Manuel López Obrador, con el que la patronal mantiene una relación tirante, "usurpa facultades para incidir ilegítimamente en las reglas del sector y en las condiciones de competencia", añadió el CCE.

El consejo asegura que pone en riesgo proyectos eléctricos de todo tipo de energías en más de la mitad del territorio mexicano, que "representan inversiones por más de 30.000 millones de dólares".

El CCE exigió la revocación "de forma inmediata" de las medidas, una petición a la que se sumó Concamín, cúpula de representación de los distintos sectores industriales de México

Las disposiciones "discriminan las inversiones privadas, especialmente las renovables" y establecen "condiciones para que las autoridades arbitrariamente puedan encarecer artificialmente el precio de la electricidad y desplazar discrecionalmente proyectos de generación privados más eficientes", apuntó Concamín.

La secretaría de Energía dijo el sábado que las disposiciones fueron establecidas ante "las consecuencias de la pandemia" y la "drástica" caída en la demanda eléctrica en el sector industrial y comercial, por lo que el gobierno se vio obligado a tomar "medidas correctivas".

Versiones periodísticas revelaron el fin de semana que representantes de Canadá y la Unión Europea enviaron cartas a la secretaría de energía para mostrar su rechazo a las nuevas disposiciones gubernamentales.

La actividad industrial de México se contrajo 3,4% en marzo, su mayor caída mensual en más de 11 años.

Ese revés para la industria, que representa casi un tercio de la economía mexicana, coincide en parte con el inicio de la suspensión de actividades por la pandemia de COVID-19, durante los últimos 10 días de marzo.

Analistas encuestados por Banco de México (central) estiman una contracción del 7,1% de la economía este año, una cifra que de concretarse representaría el peor desempeño del país en décadas y su segunda caída anual consecutiva.

El 18 de mayo México inicia la reapertura gradual de actividades sociales y económicas.

Hasta este domingo, México sumaba 49.219 casos confirmados y 5.177 defunciones por COVID-19.

jg/dga

MAS NOTICIAS