Al menos 10 muertos y 40 heridos en un ataque suicida talibán en Afganistán

EFE/EPA/SAYED MUSTAFA
EFE/EPA/SAYED MUSTAFA

Kabul, 18 may (EFE).- Al menos diez personas murieron, incluyendo un asaltante, y otras cuarenta resultaron heridas este lunes en un ataque suicida de los talibanes cerca de una base de las fuerzas de seguridad en la provincia de Ghazni, en el sur de Afganistán. El ataque tuvo lugar hacia las 4.40 horas (0.10 GMT) en la capital provincial Ghazni con un vehículo militar robado repleto de explosivos y el objetivo era una base del Directorio Nacional de Seguridad (NDS), la principal agencia de inteligencia afgana, según informó la oficina del gobernador provincial en un comunicado. El Ministerio del Interior, sin embargo, señaló en otra nota que el objetivo del atentado con el vehículo cargado de explosivos fue "un centro cultural islámico" en la capital regional, en el que murieron nueve personas, además del atacante suicida. Un asistente del gobernador de Ghazni, que pidió el anonimato, reveló a Efe que casi todas las víctimas de la "potente explosión" de hoy forman parte de las fuerzas de seguridad de la zona y añadió que de los cuarenta heridos, hay varios en estado crítico. Los talibanes reivindicaron el atentado a través de un comunicado, en el que aseguraron que "decenas" de miembros de las fuerzas de seguridad fallecieron o resultaron heridos. El principal portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, afirmó que el ataque suicida forma parte de una nueva estrategia insurgente en respuesta a las "operaciones ofensivas" ordenadas recientemente por el presidente afgano, Ashraf Ghani. Ghani ordenó a las fuerzas de seguridad pasasen a la posición ofensiva después de que dos atentados el pasado martes dejaran 56 civiles muertos y decenas de heridos. Kabul y la formación insurgente están llevando a cabo un complicado proceso de intercambio de prisioneros, lastrado por la desconfianza entre ambas partes, que es visto como un paso previo clave al inicio de conversaciones de paz directas. El país ha estado además inmerso en una crisis política durante meses como consecuencia de las elecciones presidenciales del pasado septiembre, que dieron a Ghani como ganador. El segundo candidato más votado, Abdullah Abdullah, no reconoció los resultados y anunció la formación de su propio gobierno. Sin embargo, ambos firmaron ayer un pacto que cerró este capítulo de tensión política en la nación asiática, por el que Abdullah se encargará de liderar el proceso de paz con los talibanes.

MAS NOTICIAS