Jóvenes mexicanos, grupo de riesgo para desarrollar hipertensión: experto

Un joven observa su teléfono en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo
Un joven observa su teléfono en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo

México, 17 may (EFE).- La población mexicana entre 25 y 30 años se ha vuelto un grupo de riesgo para desarrollar hipertensión, debido a la combinación de hábitos poco saludables en dieta y actividad física, advirtió un especialista. "Se dice que es una enfermedad de adultos, pero la realidad es que hay un gran riesgo en los jóvenes debido un poco a la carga genética y los estilos de vida que se tienen en la actualidad", señaló a Efe el cardiólogo Alejandro Alcocer Chauvet. En el marco del Día Mundial de la Hipertensión que se conmemora esta jornada, el especialista explicó que la alta prevalencia de obesidad, sobrepeso, diabetes y sedentarismo, se han combinado para que la hipertensión se presente en "edades cada vez más tempranas", especialmente en quienes tienen a padres o madres hipertensos. De hecho, entre un 5 % y 10 % de los pacientes con esta condición son menores de 20 años, señaló el médico, adscrito a la Unidad Cardiovascular del Hospital 1 de Octubre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Ciudad de México. Expuso que generalmente, en este grupo se encuentran pacientes que "se alimentan deficientemente" y, además, pasan muchas horas sin realizar actividad física, lo que ha comenzado a aminorar la edad en la que se desarrolla esta enfermedad. "Es uno de los puntos preocupantes ya que la obesidad desde la infancia parece estar cursando un papel fundamental en el desarrollo de hipertensión", dijo. Detalló que la hipertensión es muy difícil de diagnosticar, ya que el 90 % de los pacientes no tienen sintomatología y por ello no acuden al médico para ser diagnosticados, lo que complica su detección. Por ello destacó la importancia de acudir a revisiones periódicas, especialmente si se tienen antecedentes familiares de esta condición. Además, destacó la conveniencia de medir los niveles de tensión arterial por lo menos dos veces al año si se encuentran en cifras normales, y si están en niveles anormales debe ser el médico quien determine la periodicidad de las mediciones. Explicó que aunque existen muchos dispositivos que pueden medir la tensión arterial, lo mejor es siempre acudir con un experto para poder tener un buen diagnóstico. En caso de que se puedan hacer mediciones caseras, el especialista dijo que se deben seguir ciertas pautas para hacerlas de manera correcta, entre ellas, que de preferencia sea un baumanómetro de antebrazo. Explicó que el paciente debe estar en un ambiente relajado y estar descansado por lo menos 15 minutos previos a la toma, no debe tener dolor de ningún tipo, ni ganas de ir al baño, además de evitar el café o haber fumado previo a la toma. Debe hacerlo, de preferencia, a la misma hora y hacer mediciones por la mañana y la tarde, sentado, con el brazo a la altura de corazón y hacer un registro de resultados para que después un médico pueda interpretarlos. Finalmente, dijo que, en caso de tener hipertensión, lo mejor es buscar llevar un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico a la semana, además de evitar el tabaquismo y el alcohol. Además, en caso de tener carga genética, que se lleven a cabo monitoreos cotidianamente para detectar cualquier cambio en la presión arterial y así evitar complicaciones de manera temprana.

MAS NOTICIAS