Club Mar-a-Lago de Trump reabre en parte el fin de semana

FORT LAUDERDALE, Florida, EE.UU. (AP) — El club Mar-a-Lago del presidente Donald Trump reabrirá parcialmente sus puertas a sus miembros el fin de semana mientras Florida continúa levantando en forma gradual su cuarentena por el coronavirus.

En un correo electrónico enviado el jueves a los miembros del club se les anunció que el restaurante Beach Club, la piscina y el jacuzzi del complejo en Palm Beach serán reabiertos el sábado tras estar cerrados dos meses, pero su inmueble principal, que incluye habitaciones de hotel, el área más importante para comer y la residencia privada del mandatario, continuará cerrado.

Advirtió que los miembros tendrán que practicar el distanciamiento social y traer sus propias toallas y los sillones estarán separados 1,82 metros (6 pies) unos de otros.

The Washington Post fue el primer medio en difundir el correo electrónico. La Organización Trump no respondió de momento a una llamada para que hiciera declaraciones sobre el asunto y un guardia de seguridad que atendió el teléfono el jueves en la tarde en Mar-a-Lago dijo que no había administrador alguno disponible.

El gobernador Ron DeSantis, cercano aliado del presidente, está permitiendo la reanudación gradual de actividades, aunque los condados más afectados en el sur van a la zaga respecto del resto en el estado.

Los restaurantes en el condado Palm Beach, al igual que en la mayor parte de Florida, pueden funcionar a una capacidad de 25% bajo techo y debe haber una distancia entre las mesas de 1,82 metros (seis pies) al aire libre. DeSantis tiene previsto incrementar próximamente el límite de la capacidad a 50%. Los bares y centros nocturnos continúan cerrados.

Los ejecutivos de Mar-a-Lago comunicaron el mes pasado a las autoridades en Florida que habían decidido despedir temporalmente a 153 empleados por la cuarentena, medida que Trump apoyó en ese momento.

“No se puede tener a centenares de empleados sin hacer nada”, dijo el presidente el 21 de abril. “No hay clientes. No se permite recibir clientes”.

___

El periodista de The Associated Press Zeke Miller, en Washington, D.C., contribuyó a este despacho.

MAS NOTICIAS