Brasil arresta a argentino por crímenes durante dictadura

RÍO DE JANEIRO (AP) — La policía federal de Brasil informó el martes de la detención de un oficial naval argentino acusado de crímenes de lesa humanidad, secuestros y otros delitos durante la dictadura.

La agencia policial no divulgó el nombre del militar, pero una fuente enterada de la decisión dijo que se trata de Gonzalo Sánchez, de 69 años y conocido como “Chispa”. La cancillería argentina confirmó la identidad del detenido.

Sánchez fue arrestado el lunes en la ciudad colonial de Paraty, en la costa sur del estado de Río de Janeiro, y es sospechoso de haber integrado un escuadrón que secuestraba a estudiantes, sindicalistas y opositores políticos y los lanzaba al mar desde aviones en los llamados “vuelos de la muerte”, según la declaración policial.

Sánchez ya había sido arrestado en 2013, y un juez le ordenó arresto domiciliario. En 2019, la Corte Suprema autorizó su extradición y se encontraba prófugo desde entonces.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil notificó a nuestra embajada en Brasilia que ya considera apto para ser extraditado a la Argentina”, dijo el gobierno argentino en un comunicado. Las diligencias se dieron en el marco del tratado de extradición entre ambos países.

“Por la importancia del arresto como una contribución al proceso de memoria, verdad y justicia, el presidente Alberto Fernández siguió en detalle los trámites de la extradición”, agregó.

Sánchez es sospechoso de haber participado en decenas de desapariciones y asesinatos, incluyendo el del periodista Rodolfo Walsh en 1977 y de la adolescente sueca Dagmar Ingrid Hagelin. Ambos estuvieron detenidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los mayores centros clandestinos de detención durante la dictadura militar argentina de 1976-1983 y donde Sánchez prestaba servicio. El exoficial naval ha estado prófugo de la justicia argentina desde 2005.

Una vez que sea etraditado a la Argentina, Sánchez quedará bajo disposición del juzgado federal que investiga los crímenes cometidos en la ESMA.

Grupos de derechos humanos estiman que unas 30.000 personas fueron asesinadas o desaparecidas en la llamada “guerra sucia” contra izquierdistas durante la dictadura.

MAS NOTICIAS