Francia pierde seis puntos de crecimiento por el confinamiento

La economía francesa perdió seis puntos porcentuales de crecimiento en dos meses de confinamiento y la actividad disminuyó un 27% en el mes de abril, indicó este martes el Banco de Francia.

"Estos dos meses costaron al crecimiento anual casi un 6% de pérdida", dijo el gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, en declaraciones a la radio France Inter.

"Las pérdidas en el conjunto del año serán más elevadas porque durante la reanudación la actividad sigue siendo parcial", añadió el gobernador del banco central francés.

La Comisión Europea prevé una caída del 8,2% del Producto Interior Bruto (PIB) en Francia en 2020, mientras que el Banco de Francia dará en junio su primera estimación para todo el año.

Según un informe de coyuntura publicado por el banco central francés, la actividad económica en Francia cayó un 27% en abril a causa del confinamiento para luchar contra el coronavirus, una caída un poco menor que en la segunda quincena de marzo, cuando fue del 32%.

Con la salida del confinamiento, la economía podría recuperar "unos diez puntos de actividad a finales de mayo", indicó el gobernador, que anticipa una caída limitada al 17% para todo el mes.

Estas caídas de actividad se miden en relación a la trayectoria que la economía francesa habría seguido probablemente sin la pandemia, es decir, un crecimiento del 0,1% del primer trimestre de 2020 que la institución auguraba a principios de marzo.

El banco central no dio el martes estimaciones para el conjunto del trimestre, como suele hacerlo, porque la incertidumbre sobre el ritmo de la recuperación de actividad es demasiado grande.

En abril, con un mes entero de confinamiento, "la actividad económica alcanzó un nivel particularmente bajo", indica la nota de coyuntura.

Frente a esta crisis sin precedentes, "dimoms ayudas a la tesorería de todas las empresas", dijo Villeroy de Galhau.

"En la fase dos, la de la reanudación, se necesitará una acción paciente, selectiva, para ayudar esta vez a los fondos propios de algunas empresas que estarán en dificultades (...) con demasiadas deudas", añadió.

Durante el confinamiento la actividad industrial estaba menos paralizada que los servicios, la hostelería y la restauración.

Sin embargo el Banco de Francia registró en abril una tasa históricamente baja del 46% de utilización de las capacidades de producción industrial.

Una tasa sin embargo muy variable según los sectores, del 77% en la industria farmacéutica pero solo del 8% en la del automóvil.

Las empresas se "adaptaron y pusieron en marcha distintas medidas de protección sanitaria de los trabajadores, esto permitió limitar los cierres de plantas y reanudar la producción", indicó el Banco de Francia.

boc/tq/pc/zm

MAS NOTICIAS