En medio de ruinas de ciudad siria, comida de Ramadán reúne a una comunidad

Personas comen su comida Iftar, Atarib, zona rural de Alepo, Siria, 7 mayo 2020
REUTERS/Khalil Ashawi
Personas comen su comida Iftar, Atarib, zona rural de Alepo, Siria, 7 mayo 2020 REUTERS/Khalil Ashawi

ATARIB, Siria (Reuters) - En medio de montones de escombros y las ruinas de edificios destruidos durante casi una década de guerra, una comida nocturna del Ramadán ha reunido a una comunidad del noroeste de Siria.

Decenas de hombres y niños se sentaron en una larga línea de mantas en el suelo en la ciudad de Atarib para el iftar, cuando los musulmanes rompen su ayuno diario al anochecer durante el mes sagrado islámico del Ramadán.

Muchos han vuelto a la ciudad desde campamentos de desplazados desde que un cese del fuego de marzo detuvo la mayor parte de la reciente ofensiva del gobierno contra el territorio bajo control rebelde.

"Esta es la primera vez que nos hemos reunido desde la enorme destrucción que ocurrió en el distrito", dijo Mohamad Jabar, de 30 años, quien asistió al iftar el jueves con sus hijos.

"Volvimos recientemente a nuestras casas. Incluso si están destruidas o medio destruidas, son mejores que los campamentos y el hacinamiento", agregó.

Los temores de que el nuevo coronavirus se propague rápidamente en los campamentos para desplazados en la frontera con Turquía han alentado a algunos a volver a sus casas cerca del frente.

Hasta ahora, no se han confirmado casos del virus en el noroeste, donde se ha realizado apenas unos cientos de exámenes para una población de unos 4 millones de personas.

El lugar donde se realizó el iftar fue limpiado y sanitizado por trabajadores de la defensa civil antes de la comida, dijo Abdel Malak al-Sheikh, de 37 años, miembros de la caridad que organizó el evento.

Los organizadores alentaron a los asistentes a respetar las notas de distancia social. Pero la mayoría terminó sentado con poca separación mientras comían.

"Desde en medio de la destrucción, intentamos darle un mensaje a todo el mundo de que estamos decididos. Desde la destrucción que causó Bashar al-Assad, la vida y la esperanza florecerán", dijo Sheikh.

(Reporte de Khalil Ashawi; Escrito por Tom Perry; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

MAS NOTICIAS