El real se hunde después de la reducción de las tasas en Brasil

El real se desvalorizó el miércoles a nuevos mínimos frente al dólar a consecuencia del recorte superior al esperado de la tasa básica decidida por el Banco Central de Brasil (BCB) para enfrentar la pandemia de coronavirus, indicaron analistas.

A fines de la tarde, el dólar cerró a 5,836 reales, frente a 5,704 del martes. Durante la jornada, llegó a 5,87 reales.

En lo que va del año, la divisa brasileña, que a fines de diciembre se cotizaba a 4,01 reales, se depreció un 45%.

Analistas atribuyeron el comportamiento cambiario de este jueves al recorte de 0,75 puntos porcentuales de la tasa de referencia Selic, a 3,25%, anunciada el miércoles por el BCB.

La magnitud del recorte, que llevó la Selic a un nuevo mínimo histórico, sorprendió a los mercados, que apostaban por una reducción de 0,5 puntos porcentuales.

El BCB alegó que la coyuntura económica provocada por el coronavirus requería un "estímulo monetario extraordinariamente elevado".

Anunció además que estudiaba un recorte que podría ser de la misma magnitud en su próxima reunión en junio.

En su comunicado, el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB reveló que dos de los ocho directores que participaron en la reunión propusieron incluso un recorte más profundo.

Las proyecciones de un recorte de 0,75 puntos habían perdido fuerza debido a las tensiones políticas que surgieron con las acusaciones del exministro de Justicia Sergio Moro contra el presidente Jair Bolsonaro, por presuntas tentativas de interferencia en investigaciones policiales.

Pero también existían temores de que tasas demasiado bajas acentuaran la depreciación del real frente al dólar, con potencial inflacionario e impacto en el precio de las importaciones.

"Somos una economía relativamente cerrada, aunque con una industria muy basada en las materias primas y en insumos importados en diversos sectores", indicó este miércoles la consultora Infinity Assets.

Para Daniela Casabona, socia-directora de FB Wealth, "el Copom advirtió que situaciones extraordinarias exigen medidas extraordinarias". Pero su decisión "dividió al mercado en función de nuestro escenario doméstico, con una fuerte desvalorización del real y una economía paralizada por las medidas de aislamiento" para combatir la pandemia, añadió.

André Perfeito, de Necton, consideró por su lado que "la caída de las tasas no surtirá el efecto deseado [de incentivar la inversión y el consumo] y puede además presionar más aún el dólar" al alza.

La producción industrial de Brasil se hundió 9,1% en marzo respecto a febrero, en un país que cuenta ya con casi 13 millones de desempleados.

Para 2020, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción de 5,3% del PIB de la mayor economía latinoamericana.

Brasil es el país más afectado de América Latina por la pandemia, que ya deja más de 8.500 muertos sin haber llegado a su pico, esperado entre este mes y junio.

js/pr/mr

MAS NOTICIAS