Caen ganancias de Volkswagen pero prevé recuperarse este año

FRÁNCFORT, Alemania (AP) — Las ventas y ganancias operativas de Volkswagen cayeron en el primer trimestre debido a que la pandemia de coronavirus obligó a cerrar concesionarias y detuvo la producción, informó el miércoles la empresa alemana. Sin embargo, la automotriz dijo que cuenta con fuertes reservas de efectivo y prevé ganancias para el resto del año.

Las ventas mundiales cayeron 23% a 2 millones de vehículos en los primeros tres meses del año, abajo de los 2,6 millones en el mismo trimestre del año anterior, dijo la compañía. Las ganancias operativas —sin incluir las partidas financieras como los intereses y los impuestos— se desplomaron 81% a 900 millones de euros desde 4.800 millones de euros (5.200 millones de dólares) un año antes.

La compañía dijo el miércoles que, a pesar de la interrupción causada por el virus, se mantiene financieramente fuerte gracias a una pila “robusta” de efectivo de 17.800 millones de euros (19.000 millones de dólares). Los ingresos por ventas cayeron 8,3% a 55.100 millones de euros.

El director financiero Frank Witter dijo en un comunicado que “la pandemia de COVID-19 impactó sustancialmente nuestro negocio en el primer trimestre. Hemos tomado numerosas contramedidas para reducir costos y garantizar la liquidez y continuamos posicionándonos financieramente de manera sólida. El Grupo Volkswagen está manejando esta crisis sin precedentes con enfoque y determinación”.

El trimestre se vio afectado por el cierre de las plantas de la automotriz debido al virus. La producción ya se reanudó en China y se está poniendo en marcha en Europa. Los concesionarios ya reabrieron en mercados importantes como China y Alemania.

Hubo algunos puntos positivos en el informe, como la división de lujo Porsche, que aumentó sus ingresos por ventas debido a una mayor participación de modelos más rentables, aunque sus ganancias disminuyeron a 829 millones de euros desde 529 millones.

El lunes, la compañía reanudó la producción en su planta en Wolfsburg, Alemania, donde VW tiene su sede central. La fábrica donde se ensambla el modelo Golf funciona a un 10-15% de su capacidad y se prevé que aumente a 40% la próxima semana.

La automotriz prevé una ganancia operativa para todo el año, aunque “muy por debajo” de la del año pasado. Además de Volkswagen, las marcas de la compañía incluyen Audi, Porsche, SEAT, Skoda y Lamborghini.