Seúl desestima rumores sobre salud de Kim Jong Un

SEÚL (AP) — El gobierno de Corea del Sur desestimó los rumores de que el líder norcoreano Kim Jong Un se encuentra en condición débil al tiempo que las especulaciones en torno a su estado de salud se intensifican en medio del silencio de las autoridades de Corea del Norte sobre su paradero.

Existe preocupación, particularmente en Seúl y Washington, sobre lo que sucedería si Corea del Norte y su programa nuclear en caso de que algo en verdad ha sucedido a Kim. Para los gobiernos surcoreano y estadounidense, la ausencia de Kim representaría la partida de un hombre con el que han lidiado en los últimos dos años para tratar de lograr la desnuclearización norcoreana, si bien las negociaciones se han estancado en meses recientes.

El ministro de Unificación, Kim Yeon-chul, dijo en un foro a puerta cerrada el domingo en Seúl que Corea del Sur tiene “la información suficiente para decir confiadamente que no hay sucesos inusuales” en Corea del Norte que respalden las especulaciones sobre el estado de salud de Kim, indicó su Ministerio el lunes.

El ministro subrayó que no podía revelar qué información en concreto había llevado a esa conclusión, pero insistió en que había pasado un complejo proceso de análisis.

Los rumores sobre la salud de Kim empezaron después de no estuviera presente en la conmemoración el 15 de abril del 108vo cumpleaños de su abuelo, el fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung. Kim Jong Un es la tercera generación de su familia que gobierna el país, y no se había perdido la celebración, una de las más importantes en el país, desde que asumió el poder a la muerte de su padre, Kim Jong Il, a finales de 2011.

Los medios oficiales norcoreanos no han mencionado la salud de Kim desde entonces ni sus actividades públicas, si bien reportan que él ha recibido mensajes de buenos deseos de gobiernos de otros países. El lunes, la televisora estatal de Corea del Norte indicó que Kim agradeció a los trabajadores y funcionarios en el sitio donde se construye un complejo turístico en la costa este del país.

Las declaraciones del ministro de Unificación reiteraban comentarios previos del gobierno surcoreano sobre que Kim Jong Un parece estar gestionando los asuntos del Estado con normalidad y que no se ha detectado una actividad inusual en Corea del Norte. Sin embargo, esos comentarios no lograron disipar los rumores sobre Kim.

Kim es el líder absoluto de un país con un programa armamentístico nuclear, de modo que su salud es de enorme interés tanto en la región como en el resto del mundo. Si algo le ocurriera a Kim, Corea del Norte podría caer en un periodo de inestabilidad, según algunos expertos.

La oficina presidencial de Corea del Sur había indicado anteriormente que contaba con información de que Kim no se encuentra en Pyongyang, la capital norcoreana, y que ni las fuerzas militares de Corea del Norte ni el Partido de los Trabajadores han emitido órdenes para prepararse para una situación de emergencia, algo que seguramente ya se habría hecho en caso de que Kim se hallara realmente en condición grave.