Debido al virus, iglesias casi vacías en la Pascua ortodoxa

MOSCÚ (AP) — El día más santo del año para los cristianos ortodoxos fue silencioso y sombrío en muchos países, donde las iglesias permanecieron cerradas a los fieles en las ceremonias de Pascua debido a las restricciones para frenar la propagación del coronavirus.

Desde Moscú hasta Adís Abeba, a los feligreses se les prohibió acudir a las ceremonias del domingo o se les exhortó a permanecer en casa y verlas en transmisiones por televisión a nivel nacional.

En Georgia, donde algunas iglesias permanecieron abiertas, hubo fieles que tuvieron que pasar toda la noche en las iglesias para poder asistir a las ceremonias nocturnas del sábado, con el fin de respetar un toque de queda a nivel nacional: llegaron a los templos antes de la 9:00 de la noche y se quedaron allí hasta las 6:00 de la mañana.

El toque de queda en Serbia fue incluso más estricto, extendiéndose 84 horas, desde el viernes por la tarde hasta el martes por la mañana.

La rama ortodoxa oriental del cristianismo celebra la Pascua _el día en que según la tradición cristiana Jesus resucitó_ una semana después que los católicos.

En Jerusalén, unos pocos curas de la rama ortodoxa oriental del cristianismo celebraron el domingo la Pascua en la iglesia del Santo Sepulcro _que según la tradición es el lugar donde Jesús estuvo enterrado_, la cual estuvo vacía debido a las restricciones por el coronavirus.

Usualmente ese templo en esta fecha está lleno de religiosos y turistas, pero debido a la pandemia no hubo peregrinos ni visitantes. La plaza alrededor estaba vacía y las enormes puertas de madera de la iglesia estaban cerradas, pero un puñado de religiosos rezaba afuera.

Israel ha registrado más de 13.000 contagios por el coronavirus y más de 170 muertes.

El día anterior, un pequeño grupo de clérigos celebró la antigua ceremonia de la Antorcha de Fuego, que usualmente atrae a enormes multitudes y en que una llama es transferida a fieles de todo el mundo desde el lugar donde según la tradición Jesús fue enterrado.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Sin embargo, en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves, incluyendo neumonía, o la muerte.