Washington detalla su acusación contra la OMS por sesgo hacia China

El gobierno estadounidense de Donald Trump, que encabeza una ofensiva contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusó este jueves al organismo de desdeñar informaciones claves sobre el coronovirus procedentes de Taiwán y de "privilegiar la política sobre la salud pública".

El presidente de Estados Unidos afirma abiertamente desde el martes que la OMS "ha fracasado", con posiciones "muy favorables hacia China", y amenaza con suspender la importante contribución de su país a esta agencia de la ONU, que está en el centro de la respuesta a la pandemia.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió el miércoles a Trump que "no haga política con el virus" y dijo que tiene la "convicción de que la OMS debe ser respaldada, porque es absolutamente esencial para los esfuerzos del mundo para ganar la guerra contra la COVID-19".

El gobierno estadounidense detalló el jueves sus quejas. Un portavoz del Departamento de Estado reafirmó que la falta de transparencia de China ha permitido que se pierda "un tiempo precioso para el mundo".

Esta vez Washington cree claramente que "las acciones de la OMS también han costado vidas humanas", indicó el vocero.

"La OMS no declaró la COVID-19 como una emergencia de salud pública de interés internacional hasta el 30 de enero", a pesar de que se le había "informado del brote en China en diciembre", dijo a la AFP, lamentando la demora en darse cuenta de la gravedad de la crisis.

"La OMS declaró una pandemia el 11 de marzo", añadió.

- "La política sobre la salud" -

El portavoz dijo que Estados Unidos está "profundamente preocupado" por los informes de que Taiwán había "notificado a la OMS, desde diciembre de 2019, sobre la posible transmisión del coronavirus de persona a persona, basada en la contaminación entre el personal médico de Wuhan", cuna de la epidemia en China.

"También estamos profundamente preocupados por el hecho de que la información de Taiwán no se haya compartido con la comunidad sanitaria mundial, como se refleja en la declaración de la OMS del 14 de enero de 2020 de que no hay pruebas de transmisión entre humanos", dijo el diplomático estadounidense.

"La OMS ha vuelto a dar prioridad a la política sobre la salud pública, como lo ha hecho con respecto a la condición de observador de Taiwán en la OMS desde 2016", dijo el Departamento de Estado.

Estados Unidos considera que Taiwán, excluido los últimos años de la OMS bajo presión de Pekín, tuvo una reacción ejemplar frente a la epidemia, contrariamente a China.

Washington deploró también que sus propias medidas frente a la crisis, especialmente el cierre progresivo de fronteras, hayan "encontrado una viva resistencia de parte de la OMS, que ha seguido elogiando a los dirigentes chinos por su 'disposición a compartir información'".

"Estas recomendaciones han tenido consecuencias mundiales, ya que los países se han tardado a la hora de limitar los vuelos directos y el comercio con China basándose en un juicio inexacto de la OMS", dijo el portavoz de Estados Unidos.

Según la diplomacia de Estados Unidos, "habrá muchas lecciones que aprender", "incluyendo dónde y cómo el sistema de la OMS no cumplió su misión".

"Creemos que una evaluación completa de la actitud de la OMS sería apropiada una vez que hayamos enfrentado la actual pandemia", dijo.

El virus ha provocado la muerte de 86.000 personas en todo el mundo e infectado a 1,5 millones, hundiendo en un colapso a la economía global y trastocando la vida de miles de millones de personas confinadas en sus hogares tanto como sea posible.

fff/dax/lp/gma

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos