EEUU relaja medidas preventivas para trabajadores esenciales

WASHINGTON (AP) — En un pequeño primer paso hacia la reactivación del país, el gobierno del presidente Donald Trump emitió nuevas directrices el miércoles para que trabajadores esenciales que han estado expuestos al COVID-19 vuelvan a sus empleos si no presentan síntomas de infección con coronavirus.

El doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés), anunció en la Casa Blanca que los trabajadores esenciales, como profesionales de la salud y el sector de suministro de alimentos, que hayan estado a menos de 1,8 metros (6 pies) de una persona que se sabe o sospecha que portaba el virus, puede volver a su trabajo bajo ciertas circunstancias en caso de no presentar síntomas.

Las nuevas directrices fueron anunciadas mientras la nación registra la muerte de más de 14.000 personas a causa del virus y lidia con una economía devastada y una crisis médica de costa a costa. Los expertos en salud siguen pidiendo a los estadounidenses que practiquen el distanciamiento social y eviten retomar sus actividades habituales. Pero al mismo tiempo se están preparando para el momento en que la amenaza más grave del coronavirus haya quedado atrás.

Trump dijo que, aunque sabe que los trabajadores están “enloqueciendo” en casa, no puede pronosticar cuándo se desvanecerá la amenaza por el virus.

“Las cifras están cambiando y están cambiando rápidamente, y pronto estaremos por encima de esa curva. Estaremos por encima y nos enfilaremos en la dirección correcta”, dijo sobre la pandemia, a la que se refirió como “esta malvada bestia”.

“No puedo darles una fecha”, añadió Trump, quien señaló que los casos podrían reducirse y nuevamente “comenzar a subir si no tenemos cuidado”.

En cierto punto, dijo durante su informe diario, los lineamientos de distanciamiento social desaparecerán y las personas podrán estar una junto a la otra en eventos deportivos. “Esperamos que en cierto punto volvamos a lo que teníamos”, aclaró.

El médico Anthony Fauci, principal experto de enfermedades infecciosas del país, dijo que si las directrices actuales que piden a la gente un distanciamiento social hasta finales de abril tienen éxito en frenar la propagación del virus, se podrían realizar recomendaciones más relajadas.

Dijo que el grupo de trabajo de la Casa Blanca intentaba encajar las preocupaciones de salud pública con medidas prácticas que necesitan implementarse una vez que finalicen los lineamientos por 30 días a fin de mes, para que el país pueda “dirigirse de manera segura y cuidadosa hacia cierto tipo de normalidad”.

En caso de que las cosas comiencen a volver a la normalidad para fin de año, los estadounidenses aún necesitarán lavarse las manos frecuentemente, evitar que los niños enfermos vayan a la escuela y que las personas con fiebre se presenten a trabajar, dijo Fauci durante una entrevista por internet con el editor del Journal of the American Medical Association.

Las personas tampoco deberían volver a estrecharse las manos, dijo Fauci, un tanto en broma.

“Suena un poco alocado, pero es lo que debería ser”, comentó. “Hasta que lleguemos a un punto en que sepamos que la población está protegida” con una vacuna.

___

La periodista de Associated Press Lindsey Tanner contribuyó a este despacho desde Chicago. Stobbe informó desde Nueva York.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos