Japón declara el estado de emergencia y aprueba un gigantesco paquete económico

El primer ministro japonés Shinzo Abe habla a los medios de comunicación sobre la respuesta de Japón al brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en su residencia oficial en Tokio, Japón, el 6 de abril de 2020. REUTERS/Issei Kato
El primer ministro japonés Shinzo Abe habla a los medios de comunicación sobre la respuesta de Japón al brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en su residencia oficial en Tokio, Japón, el 6 de abril de 2020. REUTERS/Issei Kato

Por Chris Gallagher y Junko Fujita

TOKIO, 7 abr (Reuters) - El primer ministro japonés Shinzo Abe declaró el martes el estado de emergencia para contener el contagio del coronavirus en grandes núcleos de población, al tiempo que desveló un enorme paquete de medidas para amortiguar el daño económico de la crisis sanitaria.

El estado de emergencia, que da a las autoridades la facultad de pedirle a la gente que se quede en casa y a los negocios que cierren, durará hasta el 6 de mayo y se impondrá en Tokio y otras seis prefecturas, lo que supone el 66% de la población.

"Lo más importante ahora es que cada ciudadano cambie sus acciones", dijo Abe en comentarios televisados durante una reunión de un grupo de trabajo del Gobierno.

"Si cada uno de nosotros puede reducir el contacto con otras personas en al menos un 70%, e idealmente en un 80%, deberíamos ser capaces de ver un pico en el número de infecciones en dos semanas", dijo.

Su gabinete también aprobó un paquete de estímulo masivo por valor de 108 billones de yenes (990.000 millones de dólares) —equivalente al 20% del PIB de Japón— para amortiguar el fuerte impacto en la tercera economía más grande del mundo por la pandemia y las restricciones de movilidad.

En la información sobre estas medidas, el Gobierno se refirió a la pandemia como la "mayor crisis" que la economía mundial ha sufrido desde la Segunda Guerra Mundial.

La suma supera proporcionalmente al paquete aprobado en EEUU, que equivale a un 11% del PIB de ese país, y también al 5% de la inyección puesta en marcha en Alemania.

Abe dijo que el gasto fiscal directo ascendería a 39 billones de yenes, o el 7% de la economía, más del doble de la cantidad que Japón gastó tras el colapso de Lehman Brothers en 2008. [nL4N2BR15U]

Japón se ha librado de los grandes brotes de la enfermedad causada por el virus que se han visto en otros puntos del mundo, pero un reciente y constante aumento de las infecciones en Tokio, Osaka y otras zonas ha hecho que aumenten los llamamientos para que Abe anuncie el estado de emergencia.

En Tokio, las infecciones por coronavirus se han duplicado con creces, hasta alcanzar 1.200 en la última semana, lo que supone la cifra más alta de Japón, con más de 80 nuevos casos el martes. En todo el país, los casos han subido a más de 4.000, con 93 muertes hasta el lunes.

Abe ha destacado que, a diferencia de otros países, no se trata de un confinamiento forzoso porque la aplicación de la ley se basará más en la presión social y en el respeto a la autoridad, ya que no habrá multas por no seguir las directrices oficiales en la mayoría de los casos.

(Información de Chris Gallagher, Chang-Ran Kim, Linda Sieg, Ju-min Park, Leika Kihara, Makiko Yamazaki, Rocky Swift; escrito por Chris Gallagher; traducido por Tomás Cobos)

MAS NOTICIAS