Esquí freeride en el salón de casa en pleno confinamiento en España

Hacer esquí freeride en casa es posible. Confinado como el resto de los españoles, el barcelonés Philipp Klein Herrero, de 28 años, se ha filmado subiendo montañas... de sábanas con esquíes en el salón de su casa de Barcelona y ha hecho un vídeo que se hizo viral este sábado.

"Tuve un chispazo de creatividad", contó a la AFP este esquiador y videasta aficionado, que tuvo que renunciar a un viaje de esquí planificado con su familia en Francia para respetar las consignas de confinamiento impuestas a fin de frenar el nuevo coronavirus. Pero ha recuperado el tiempo perdido con un vídeo titulado "Freeride at home", visto centenares de miles de veces en las redes sociales.

El freeride es una modalidad de esquí alpino que se realiza fuera de las pistas balizadas.

"El día que España ordenó el estado de alarma, yo tenía un billete de bus para ir a La Grave, a Francia, para hacer una semana de esquí con mi familia. Era el viaje de freeride para el que llevo todo el año ahorrando", cuenta Philipp Klein Herrero, ingeniero mecánico en el fabricante de autos Seat.

"Podría haber viajado, pero vi que la situación era por minutos cada vez más loca y decidí que era poco ético y moral irme a lo loco mientras aquí la gente se estaba muriendo ... aunque en Francia todavía no habían cerrado nada. Por eso decidí quedarme en casa y perdí los billetes y las reservas", dice este apasionado del esquí y de la fotografía, nacido en Alemania y llegado a España con ocho años.

En el vídeo de 57 segundos, realizado en stop-motion, se ve al autor del proyecto despertarse en un saco de dormir en el salón, y después subir una montaña de sábanas blancas con piolet antes de descender encadenando figuras con los esquís. Todo ello filmado desde la cámara que puso en el techo de su salón.

"He visto muchos vídeos muy divertidos de gente haciendo deportes en casa y yo estaba entrenando mucho en casa. Chispazo de creatividad total, estuve un día con el cerebro a tope pensando el proyecto, iba dibujándolo todo en un storyboard. No sabía si era técnicamente posible con los medios limitados que tenía en casa", de Philippe Klein Herrero.

"El jueves por la mañana, me puse a ello, había buena luz fuera de casa y en cuestión de seis horas todo estaba listo, moví todos los muebles, monté todas las luces y puse la cámara en el techo (una gopro) y me puse a grabar", resume.

pve/af/jz

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos