Venezuela: detienen a dos miembros del equipo de Guaidó

CARACAS (AP) — Dos miembros del equipo del líder opositor Juan Guaidó fueron detenidos el jueves por integrantes de las fuerzas de seguridad de Venezuela, con lo que se elevaron a cuatro los colaboradores arrestados en lo que va de la semana, acción que la oposición atribuyó a una retaliación del gobierno de Nicolás Maduro.

El asesor presidencial Demóstenes Quijada y la asistente Maury Carrero fueron detenidos en Caracas por miembros de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), señaló en un escrito el centro de prensa de la presidencia de la Asamblea Nacional.

La detención de Quijada se produjo tras el allanamiento de su apartamento, ubicado en el este de la capital, donde se presentaron unos 30 funcionarios vestidos de negro, con los rostros cubiertos y portando armas largas, que decomisaron dos carros, indicó en su cuenta de Twitter el comisionado de Guaidó para los derechos humanos, Humberto Prado.

Una situación similar se produjo en el apartamento de Carrero, donde ingresaron por la fuerza durante la madrugada 18 hombres, también con los rostros cubiertos y con armas largas, quienes se llevaron detenida a la asistente.

Las autoridades no han ofrecido hasta el momento comentarios sobre las detenciones.

Funcionarios policiales arrestaron el pasado domingo en el este de la capital a Rómulo García y Víctor Silio, también integrantes del equipo de Guaidó, y retuvieron por algunas horas a la pareja de uno de los colaboradores del político. La policía nacional informó que García y Silio fueron detenidos por posesión de drogas y que les incautaron un arma calibre 9 milímetros con 20 cartuchos.

Al rechazar las acciones contra los miembros de su equipo, el también presidente de la Asamblea Nacional afirmó que “seguiremos firmes hasta lograr la libertad”.

“Mientras el cobarde de Maduro secuestra inocentes, recibimos apoyo para atender la emergencia”, dijo Guaidó en su cuenta de Twitter al agradecer el respaldo de Alemania a su propuesta de un gobierno de transición.

“Venezuela se acerca peligrosamente a una catástrofe humanitaria”, afirmó el líder opositor al hablar de los riesgos que enfrenta la nación suramericana ante el avance del coronavirus, y planteó, en un mensaje que dirigió a la población, la fuerza armada y la comunidad internacional, la urgencia de conformar un gobierno de emergencia nacional, ejecutar un plan de emergencia con apoyo humanitario y financiero internacional, y la realización de elecciones libres en un plazo no mayor de 6 a 12 meses para resolver la crisis política.

La Fiscalía General citó esta semana al líder opositor para que declare en una investigación por un supuesto plan de golpe de Estado, pero Guaidó descartó asistir alegando que “mi prerrogativa constitucional como presidente del Parlamento y presidente encargado no le da ninguna función (a la Fiscalía)”.

El Ministerio Público llamó a comparecer a Guaidó para que respondiera por las afirmaciones que realizó el mayor general retirado Cliver Alcalá Cordones, quien aseguró la semana pasada que suscribió un contrato con el político y asesores estadounidenses para la adquisición de un lote de armas que fue decomisado en Colombia. Las autoridades sostienen que el armamento iba a ser utilizado para atentar contra Maduro y otras figuras del gobierno.

Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por más de medio centenar de países, acusó esta semana al gobierno de emprender una “arremetida” contra los sectores opositores tras las recientes acciones que tomó Estados Unidos contra Maduro y algunos de sus colaboradores, quienes fueron acusados de convertir a Venezuela en un emporio criminal al servicio de narcotraficantes y terroristas y pidió millonarias recompensas por ellos.

El gobierno de Donald Trump endureció la víspera las acciones al enviar buques de la Armada hacia Venezuela para reforzar sus operaciones antinarcóticos en el Caribe.

MAS NOTICIAS