Los tests serológicos, un pasaporte para salir del confinamiento

La ciencia trabaja a marchas forzadas para poner a punto los tests serológicos que permitirán saber quién contrajo el coronavirus y a priori está inmunizado, una cuestión clave a la hora de poner fin al confinamiento.

"Esta serología la esperamos todos en el mundo entero", dijo el ministro francés de Sanidad, Olivier Véran.

"Toda la investigación mundial está centrada" en estos nuevos tests, agregó Véran, quien estimó el plazo de espera en "unos días, o como mucho unas semanas".

Por ahora, se cuenta con pruebas genéticas llamadas RT-PCR que permiten saber si un paciente está contagiado por la COVID-19 en el momento de su realización.

Los tests serológicos en cambio permiten saber si el individuo estuvo en algún momento en contacto con el virus. Para ello "se detectan los anticuerpos, es decir, la respuesta que aportó el sistema inmunitario", explica el doctor Andrew Preston, de la Universidad inglesa de Bath.

Estos anticuerpos son de dos tipos, agrega: "Los IgM que corresponden a las inmonuglobulinas M que se producen en un primer momento" y las "IgG (inmunoglobulinas G), que se producen después".

- Evaluación y generalización -

Este análisis a posteriori, ya utilizado para otras enfermedades, es crucial puesto que la mayoría de los contagiados por la COVID-19 presentan síntomas muy leves o incluso ninguno.

Una vez estén a punto y hayan sido evaluados y generalizados, podrán realizarse de forma automática en cualquier laboratorio de análisis.

De esta manera, serán muy útiles para determinar quién puede salir del confinamiento aplicado actualmente en muchos países para frenar la pandemia.

"La cuestión central es cómo aseguramos la seguridad de todo el mundo para la vuelta al trabajo", dijo a la AFP el doctor François Blanchecotte, presidente del sindicato francés de los laboratorios de análisis.

En Italia, el presidente de la región de Venecia, Luca Zaia, propuso otorgar un "permiso" de trabajo a quienes resulten positivos al test, de manera a garantizar que son inmunes y no contagiosos.

En Alemania, también se estudia un certificado para las personas inmunizadas, según Gérard Krause, del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas de Helmholtz, citado por el Der Spiegel.

"Un médico generalista me dijo que si le hacía un test serológico y resultaba estar inmunizado, propondría sus servicios" en el hospital "sin tener que acudir con un nudo en el estómago", explicó el doctor Philippe Hérent, director general de Synlab Opale, un grupo de laboratorios del norte de Francia.

Tras haber encargado 2.000 tests serológicos hace varias semanas, Hérent aseguró a la AFP haber recibido "una pequeña parte" por parte de sendos proveedores estadounidense e italiano, y estarlos evaluando.

Teme además un riesgo de escasez: "La demanda mundial es enorme y la producción limitada".

- Límites -

Pero los tests serológicos tienen también varios límites.

"Si se utilizan demasiado temprano", antes de la producción de anticuerpos, "el paciente podría seguir siendo portador del virus y contagioso", previene el doctor Michael Skinner, del Imperial College de Londres.

Por eso, expertos como Maurizio Sanguinetti, infecciólogo de la Fundación Gemelli de Roma, preconiza utilizar las dos técnicas, RT-PCR y serología.

Otro problema que plantean estos tests es la falta de certeza sobre la inmunidad adquirida.

"No podemos estar 100% seguros de que si un test detecta los anticuerpos esto signifique que la persona está inmunizada", según Preston, aunque sí que es el caso de "la gran mayoría de enfermedades infecciosas".

Por otro lado, estas pruebas ofrecerán un panorama "mucho más preciso sobre la envergadura de la pandemia", según la OMS.

Debido a la falta de tests y al hecho de que gran parte de los pacientes infectados son asintomáticos, se desconoce cuántas personas están contagiadas en el mundo, aunque se estima que la cifra es muy superior al casi millón de casos confirmados actualmente.

pr/app/mb

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos