Producción fabril japonesa se desacelera, se prevé desplome por impacto del virus en economía

Por Leika Kihara

TOKIO, 31 mar (Reuters) - La producción industrial de Japón creció en febrero a un ritmo más lento que el mes previo y las fábricas esperan que se desplome en marzo, sumándose a las crecientes señales de que la epidemia de coronavirus está afectando a una economía ya a las puertas de la recesión.

Aunque las ventas minoristas se sostuvieron, la disponibilidad laboral cayó a un mínimo de casi tres años en febrero, en una señal de que la economía estaba perdiendo impulso incluso antes de que se ampliara el impacto del virus en marzo.

Analistas dijeron que el impacto pleno de la pandemia empezará a verse reflejado en los datos de marzo y más adelante, y algunos creen que podría mostrar que Japón se encamina a un profundo estancamiento.

"Los datos de hoy no tienen en cuenta el impacto de la ola mundial de cierres que comenzó a mediados de marzo", dijo Yoshiki Shinke, economista jefe del Dai-ichi Life Research Institute.

"La actividad económica global está cerrada, así que es inevitable un desplome de las exportaciones y la producción", señaló. "La economía japonesa se contraerá de manera más profunda en abril-junio que en los tres primeros meses del año, y puede que no rebote con rapidez".

La producción fabril se elevó un 0,4% en febrero, mostraron datos gubernamentales el martes, superando la previsión mediana de una mejora del 0,1%, pero por debajo del incremento del 1% de enero.

Automotrices y fabricantes de maquinaria sufrieron declives en la producción sobre todo por los cierres de factorías en China, que provocaron retrasos en la entrega de partes, dijo un funcionario gubernamental a los medios.

Fabricantes encuestados por el gobierno esperan que la producción caiga un 5,3% en marzo y aumente un 7,5% en abril, según los datos.

Un estudio diferente mostró que las ventas minoristas crecieron un 1,7% en febrero frente al año previo, ya que las débiles ventas de los almacenes por departamentos se vieron contrarrestadas por el salto en la demanda de alimentos y bebidas por la orden de quedarse en casa por el virus.

(Reporte adicional de Daniel Leussink; editado en español por Carlos Serrano)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos