Investigador del caso Skripal dirigirá la inteligencia interior británica

El gobierno británico nombró próximo jefe del  servicio de inteligencia interior, el MI5, a Ken McCallum, que dirigió la investigación sobre el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal en 2018 y ha trabajado principalmente hasta ahora en cuestiones de ciberseguridad.

Este escocés nacido en Glasgow y licenciado en matemáticas comenzó su carrera en el MI5 siguiendo durante diez años casos vinculados al terrorismo en Irlanda del Norte, provincia británica que vivió tres décadas de sangriento conflicto entre unionistas protestantes y republicanos católicos.

Posteriormente, se dedicó a cuestiones vinculadas con el islamismo y la seguridad cibernética.

En 2018, dirigió la respuesta de los servicios de inteligencia británicos al ataque contra el ex agente doble Skripal.

El 4 de marzo de 2018 ese exespía ruso y su hija Yulia fueron hallados inconscientes en un centro comercial de Salisbury, en el sur de Inglaterra, y hospitalizados en estado grave.

Londres acusó a Moscú de estar detrás de su envenenamiento con Novichok, una potente neurotóxina de diseño soviético, que causó una tensión diplomática entre Rusia y occidente sin precedentes desde el final de la Guerra Fría.

McCallum, actual director general adjunto del MI5, sustituirá a Andrew Parker, que se jubila en abril tras siete años al frente de la organización.

Una de sus prioridades declaradas es lograr que el MI5 saque mayor provecho de las nuevas tecnologías.

pau/acc/mb

MAS NOTICIAS