Primer ministro de Canadá seguirá aislado tras recuperación de su esposa de coronavirus

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau dijo el domingo que permanecerá en un aislamiento autoimpuesto aunque su esposa se haya recuperado del coronavirus que contrajo hace unas semanas.

Pese a que Sophie Gregoire Trudeau recibió el alta de sus médicos, el primer ministro, que no ha presentado síntomas, dijo que había estado "compartiendo el techo con alguien que dio positivo en COVID-19".

"Tengo que continuar en aislamiento para asegurarme que estamos siguiendo todos los protocolos y las recomendaciones del Ministerio de Salud de Canadá", afirmó Trudeau.

Como los médicos no sabían exactamente cuándo se había curado del virus Sophie Trudeau, el primer ministro dijo que observaría otros 14 días completos de confinamiento.

Al dirigirse a reporteros desde el porche de su residencia Rideau Cottage en Ottawa, Trudeau señaló que los trabajadores de todo Canadá habían descubierto que pueden hacer "un montón de trabajo por teléfono, a través de videoconferencias, y eso es exactamente lo que estoy haciendo".

El primer ministro ha estado en autoconfinamiento desde que su esposa dio positivo a la prueba de coronavirus el 12 de marzo tras un viaje a Londres.

La primera dama anunció el sábado que sus médicos la habían declarado curada y le habían dado luz verde para retomar su vida normal.

Justin Trudeau dijo que su esposa había llevado a sus hijos al lago Harrington, al noroeste de Ottawa, donde se encuentra la residencia de verano y el retiro oficial de los primeros ministros canadienses.

Trudeau también anunció nuevas medidas financieras para ayudar a los canadienses vulnerables, especialmente a los niños y los adultos mayores, que se han visto afectados por los efectos secundarios del coronavirus.

Al ser interrogado por la prensa sobre si podría llamar a las fuerzas armadas }para ayudar a hacer cumplir las restricciones de viaje impuestas, Trudeau dijo que no tiene planes por ahora de hacer algo así.

Por otro lado, la jefa de la oficina pública de salud, Theresa Tam, pidió a los canadienses que regresan a su país respetar de manera estricta los 14 días de confinamiento impuestos por el gobierno.

La funcionara se refirió en particular a los "snowbirds", los canadienses que pasan gran parte del invierno en Florida y otros lugares más cálidos. Recientemente muchos de ellos han vuelto a casa.

Hasta el domingo, 6.243 canadienses han dado positivo en las pruebas de coronavirus, y 64 han muerto, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins.

ps/bbk/mdl/lp/dg

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos