Ucrania lucha contra las noticias falsas sobre el coronavirus

El servicio de aguas de Odesa, una ciudad portuaria del sur de Ucrania, recibió esta semana un alud de llamadas de habitantes preocupados. Querían saber si las autoridades iban a distribuir soluciones antisépticas a través de los grifos.

Desde el comienzo de la crisis del coronavirus en Ucrania, los rumores y la información falsa se han multiplicado. Se debe a la desconfianza de los ucranianos hacia las autoridades y, según el gobierno, a Rusia, que estaría intentando desestabilizarlo.

"Hoy a partir de las 23H00 y hasta la mañana, los antisépticos (antídotos) se distribuirán a través de las tuberías", afirmaba un mensaje difundido la semana pasada en los servicios de mensajería de Odesa. Detallaba la lista de antisépticos que supuestamente saldrían del grifo.

Poco importa que el falso comunicado fuese absurdo: Infoxvodokanal, el organismo de gestión del agua, tuvo que publicar un desmentido porque el texto se hizo viral.

Este tipo de información falsa se ha multiplicado, señalan los expertos y políticos.

"Antes de la pandemia, recibíamos entre siete y ocho mensajes al día. Ahora, unos 100", declara a la AFP Aliona Romaniuk, fundadora de una plataforma que lucha contra las "informaciones falsas" en internet.

- "Historias de terror" -

Durante los últimos días, los servicios especiales ucranianos (SBU) tuvieron que desmentir que se vaya a lanzar desinfectante por helicóptero sobre las calles de Kiev. Otro rumor afirmaba que la atención a mujeres embarazadas y a pacientes con cáncer se ha interrumpido debido al COVID-19.

El propio presidente Volodimir Zelenski denunció en televisión "las historias de terror" que afirman que 400.000 ucranianos están infectados. "Las informaciones falsas se propagan mucho más rápido que el virus", dijo.

El balance actual, probablemente subestimado por falta de pruebas, da cuenta de solo 156 casos y 5 muertos, pero en un país con mucha corrupción y pobreza se ha perdido la confianza en las autoridades y en sus anuncios oficiales.

El patrón de desinformación suele ser el mismo: las informaciones falsas se publican en Facebook y luego se comparten a través de las aplicaciones de Telegram o Viber, muy populares.

A veces con efectos impresionantes, como a mediados de febrero, cuando 72 personas evacuadas de la ciudad china de Wuhan, el epicentro de la epidemia, fueron puestas en cuarentena en Novi Sanjary, una pequeña localidad del centro de Ucrania.

Los mensajes falsos afirmaban que estaban enfermos y algunos habitantes intentaron impedir su llegada, enfrentándose incluso a la policía.

En un informe publicado la semana pasada y que hace referencia al caso de Novi Sanjary, el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) acusó a los medios de comunicación rusos cercanos al Kremlin de desinformación en la lucha contra el coronavirus. Son acusaciones "gratuitas", respondió Moscú.

Kiev afirma ser un blanco habitual de ataques informativos de Rusia, su enemiga desde la anexión en 2014 de la península de Crimea, seguida de una guerra en el este del país que ha dejado más de 13.000 muertos.

- Propagar el pánico -

"Distingo tres grupos de 'fake' en el coronavirus: el primero son los conspiradores. El segundo son las manipulaciones, los envíos masivos que dicen que el limón o el propóleo protegen contra el virus", detalla Aliona Romaniuk.

"El tercero es el que propaga el pánico. Y ahí se puede ver claramente la mano de Rusia", agrega.

El SBU, sin acusar directamente a Moscú, informó de correos electrónicos enviados "desde el extranjero", con una firma falsificada del ministerio de Salud que transmiten información falsa.

El gobierno ha tardado en responder. El martes, la "ciberpolicía" ucraniana anunció que había eliminado decenas de informaciones falsas sobre el coronavirus publicadas en las redes sociales. El SBU arrestó en Dnipro (centro-este) a "un agitador que publicó información falsa cumpliendo órdenes de Rusia".

El ministerio de Salud, que lanzó sus propios "canales" en Telegram y Viber, informó de un acuerdo con Google para que primero muestre las fuentes de información oficiales sobre el coronavirus.

Además varias personalidades han creado páginas de YouTube o Facebook para transmitir datos fiables y Aliona Romaniuk ha decidido crear una plataforma sobre temas relacionados con el coronavirus.

bur-tbm/alf/erl/es

MAS NOTICIAS