Trump invoca la Ley de Producción de Defensa para obligar a GM a fabricar respiradores

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, invocó el viernes la Ley de Producción de Defensa, una norma que data de la Guerra de Corea, para exigirle al fabricante de automóviles General Motors producir rápidamente respiradores para responder a la emergencia sanitaria de la COVID-19.

"GM estaba perdiendo el tiempo", dijo Trump en un comunicado al anunciar esta medida especial.

"Esta decisión ayudará a garantizar la producción rápida de respiradores que salvarán vidas estadounidenses", agregó.

Trump invocó la raramente utilizada Ley de Producción de Defensa (Defense Production Act), para ordenar a GM a que acelere su compromiso de fabricar ventiladores en una de sus plantas automotrices después de retrasos en las negociaciones.

La ley permite movilizar, en circunstancias excepcionales, al sector industrial privado para atender las necesidades de seguridad del país.

En este caso, habilita a que la Casa Blanca exija a GM que "acepte, realice y priorice los contratos federales para respiradores", dijo Trump en un comunicado.

"Nuestras negociaciones con GM con respecto a su capacidad de suministrar respiradores han sido productivas, pero nuestra lucha contra el virus es demasiado urgente para permitir que el proceso de contratación continúe su curso normal", agregó.

Más temprano en el día, Trump exigió en un tuit que tanto GM como su competidor Ford se movilizaran rápidamente para fabricar estos aparatos esenciales para ayudar a respirar a los pacientes con coronavirus gravemente enfermos.

GM respondió que tenía un acuerdo con el fabricante de equipos médicos Ventec Life Systems para fabricar los equipos de cuidados críticos en su planta automotriz de Kokomo, Indiana, y que probablemente podría comenzar a enviar algunos respiradores el próximo mes.

jc/pmh/acb/dg/ll

MAS NOTICIAS