Militares y policías controlan en Bolivia cumplimiento de cuarentena por coronavirus

Militares y policías controlaban este jueves el tránsito de vehículos y peatones en Bolivia, en el primer día del cierre total de fronteras y prohibición de salir a las calles en un intento por frenar el coronavirus, que ha contagiado a 61 personas en el país.

Los uniformados, protegidos con mascarillas, se apostaron en las principales calles de las ciudades y en caminos interdepartamentales para controlar la norma decretada el miércoles por la presidenta interina, Jeanine Áñez.

El gobierno transitorio decretó desde este jueves y hasta el 15 de abril el cierre total de las fronteras para los bolivianos, después de que prohibiera el pasado fin de semana el ingreso de extranjeros. El espacio aéreo también está cerrado, salvo para vuelos humanitarios, de salud o de emergencia.

Desde este jueves, los bolivianos sólo pueden circular a pie una vez a la semana durante la mañana, de acuerdo al último número de su documento de identidad. La medida no aplica a las empresas y los agricultores que se dedican a la provisión de alimentos.

Pero los miembros de las fuerzas de seguridad tienen problemas para realizar su trabajo, pues aún existe confusión en la población. Ciudadanos de La Paz, sede de Gobierno, Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este), las ciudades más pobladas del país, han sido detenidas a pesar de que sostenían que no conocían la norma.

Incluso los agricultores que suministran alimentos se quejaron de que se les prohíbe llegar a las centros de abasto, por lo que el ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, prometió una solución inmediata.

"Se va a dar toda la colaboración a la gente que transporta alimentos de donde vengan y a donde vayan, tienen prioridad", señaló Murillo en rueda de prensa.

Sin embargo, urgió a la población a "cumplir" el decreto del gobierno, como arma principal para evitar una mayor propagación del coronavirus.

En esa misma línea, el Ministerio de Desarrollo Productivo dijo en un comunicado que la "cadena logística y de servicios de transporte del comercio se mantendrá expedito y garantizado".

Los mercados de abasto al menudeo funcionan de manera irregular. Al ingresar a los supermercados se exige a las personas usar tapabocas, pero en los mercados populares hay escaso control.

El coronavirus ha contagiado a 61 personas en Bolivia sin dejar muertos, según el último informe difundido la noche del jueves por el ministro de Salud, Aníbal Cruz, quien llamó a cumplir las medidas de cuarentena para evitar una curva ascendente de contagios.

jac/dga

MAS NOTICIAS