Perú amplía cierre de fronteras y estado de emergencia por coronavirus

Perú extendió este jueves el cierre de fronteras y confinamiento de la población hasta el 12 abril, al tiempo que anunció medidas de ayuda a trabajadores y empresas, como parte de la estrategia para afrontar la pandemia del coronavirus.

"Hemos tomado la decisión que, a través de un decreto supremo, ampliamos el estado de emergencia por 13 días calendario, de tal forma que el estado de emergencia es de cumplimiento obligatorio hasta el domingo 12 de abril inclusive", anunció el presidente Martín Vizcarra al prolongar el vigor de la medida que regía desde el 16 de marzo y vencía el 30 de marzo.

Hasta el momento, hay 580 casos confirmados de coronavirus en el país, donde se registraron nueve muertes desde que fue detectado por primera vez el 6 de marzo.

La decisión gubernamental incluye el toque de queda nocturno, entre las ocho de la noche y las cinco de la mañana, y la restricción de tránsito vehicular durante las 24 horas del día, salvo para casos excepcionales.

También se prorroga hasta el 12 de abril la suspensión de clases escolares y universitarias.

El confinamiento o cuarentena implica "el aislamiento social obligatorio de nuestra población" de 32 millones de peruanos, dijo Vizcarra sobre la medida que sido parcialmente resistida.

"Sabemos que no es una decisión fácil, que a las dificultades y complicaciones que tenemos todos para enfrentar unidos el virus, seguro con esta extensión de la emergencia vamos a generar incomodidades o malestar, pero lo hacemos por el bien de todos", alegó Vizcarra.

En el área económica, indicó que unos 800.000 trabajadores independientes recibirán del gobierno un bono de 380 soles (unos 110 dólares) para fortalecer sus ingresos ante la paralización obligada de labores. Ese beneficio ya alcanza a unos 13 millones de pobres.

El gobierno dispuso igualmente "la suspensión temporal y excepcional de un mes" en el aporte a los fondos privados de pensiones.

Las fuerzas armadas y la policía se ocupan de controlar el cumplimiento del estado de emergencia en ciudades como Lima, que luce fantasmal con sus negocios cerrados y sus calles desiertas.

El presidente peruano volvió a exhortar a la población a quedarse en sus casas durante la cuarentena. La reticencia a cumplir con la medida ha provocado un total de 21.074 detenciones desde que empezó la emergencia el 16 de marzo, informó Vizcarra.

Para reforzar el cumplimiento de las medidas oficiales, el ministerio de Defensa llamó a 10.000 militares de reserva y con licencia a sumarse a las tareas de control.

ljc/ll/fj/mls