Briseño, de Chivas, preferiría completar campaña

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El zaguero de Chivas, Antonio Briseño, sí estaría dispuesto a sacrificar sus vacaciones para que el torneo Clausura mexicano pueda completarse tras la interrupción causada por la pandemia del coronavirus. En cambio, no estaría dispuesto a reducir sus ingresos para apoyar la economía de su club ante la eventualidad.

Entre los dirigentes de la Liga MX se manejarían varios escenarios para cuando pase la emergencia sanitaria. Uno implicaría reanudar el certamen en mayo y jugar las siete fechas restantes por lo que, incluyendo la fase final, el torneo se alargaría a finales de junio, el periodo original de vacaciones de la liga local.

“No creo que sea un sacrificio para nosotros no tener vacaciones porque muchos doctores ahorita están haciendo trabajo extra para ayudar”, dijo Briseño el martes en una videoconferencia. “A nosotros como futbolistas que se nos paga muy bien y somos privilegiados. No es sacrificar unas vacaciones, es posponer un descanso”.

Luego de las primeras 10 fechas, Cruz Azul marchaba como líder, pero Chivas no venía lejos. Se ubicaba en la quinta posición, de las ocho que aseguran un puesto en la liguilla por el título.

"Yo no veo por qué terminar un torneo así de tajo, porque tiempo va a haber, porque puedes meter partidos entre jornadas y jugadores hay para completarlo. En México hay tiempo”, dijo Briseño. “Lo idóneo sería regresar, esperemos que sea pronto”.

El torneo local se detuvo el domingo 15 de marzo. Los jugadores de Chivas estuvieron entrenando hasta el pasado jueves en las instalaciones del club, Desde entonces realizan trabajo físico desde casa.

“Hay jugadores que tienen saturación de partidos y que necesitan descanso y hay otros jugadores que no tuvieron tanta actividad y ahí la pueden tomar. Todos necesitamos cooperar, nosotros como futbolistas no debemos pensar de forma egoísta. En lo personal si se necesita sacrificar vacaciones, lo haré, estoy acostumbrado a no tener. Yo encantado de seguir jugando”, agregó.

Briseño, de 26 años, arribó a Chivas el verano pasado procedente del Feirense de Portugal para reforzar la zaga. Pero en su primer torneo fue titular en sólo 10 de 17 partidos.

En el actual Clausura ha aparecido en cuatro de 10 compromisos.

El jugador dijo que nadie de la dirigencia se ha acercado a plantearle una reducción de sueldos por la crisis sanitaria. Clubes como el Bayern Múnich o el Borussia Dortmund han implementado estas medidas para apuntalar sus finanzas en una época en la que se quedaron sin ingresos de taquilla.

“No se ha tocado el tema, no sabemos nada de eso. Al final de cuentas, es un tema muy delicado para todos. No me corresponde hablar a mí. En lo personal yo tengo proyectos de patrimonio en base a mi sueldo y yo no podría hacerlo, porque me endeudé en muchas cosas”, dijo Briseño. “Yo no, los que ganan demasiado en Europa, si ellos quieren, cada quien. En lo personal no lo haría”.

MAS NOTICIAS