Sentimientos encontrados en Tokio tras el aplazamiento de los Juegos

Con lamentos pero resignados. Los japoneses reaccionaron con sentimientos encontrados al anuncio del aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, realizado este martes por el COI, debido a la pandemia de coronavirus.

La excitación había crecido en los últimos años según se acercaba el acontecimiento deportivo más importante del mundo, los primeros Juegos de verano en el país desde 1964.

Pero los japoneses comprenden la razón mayor de una decisión tan radical, con el Covid-19 acercándose a los 20.000 muertos en todo el mundo.

En el país del Sol Naciente no están impuestas las medidas de confinamiento que tienen en sus casas a 1.700 millones de personas alrededor del mundo.

Cuando el anuncio del aplazamiento se publicó, martes por la noche en Japón, el cruce de Shibuya, en el centro de Tokio, célebre por ser el más transitado del mundo, estaba lleno de jóvenes que salían de fiesta.

Entre ellos, Momoko Doku, informático, que acepta los argumentos sanitarios: "Es decepcionante, claro, pero si pensamos en la salud de los deportistas, lo comprendo. El nuevo coronavirus se ha extendido tan rápidamente en el mundo... Es un serio problema internacional".

A menos de cuatro meses de la fecha prevista para la ceremonia de apertura, el 24 de julio, los preparativos estaban casi finalizados en la capital japonesa, con omnipresentes mascotas olímpicas y pósters por toda la ciudad.

- Dudas en los últimos días -

Los ciudadanos de Tokio,una de las megápolis más pobladas del mundo, mostraron un entusiasmo sin precedentes por los Juegos, reflejado en la compra de entradas.

Pero los sondeos efectuados la semana pasada mostraron que cada vez más japoneses dudaban sobre la conveniencia de mantener los Juegos debido al coronavirus, que ha contaminado a más de 300.000 personas en todo el planeta, llevando a un tercio de la población mundial al confinamiento.

Para Shunsuke Kitamoto, que practica boxeo en el club de su universidad, la decepción es muy grande porque tenía previsto formar parte de las decenas de miles de voluntarios para guiar a los fans del mundo entero en la ciudad.

"Tenía realmente muchas ganas de ver partidos y de participar en estos Juegos como voluntario. Por lo que es decepcionante", señaló a la AFP.

Se esfuerza en ver el lado positivo. Los Juegos están aplazados, no anulados, como algunos se temían.

Sachie Tojo lo ha vivido "como una gran sorpresa". "Es decepcionante, como vecino de Tokio tenía muchas ganas de estar", añadió.

Pero reconoce igualmente que la salud de los atletas es lo principal. "Quiero que los Juegos se desarrollen en un ambiente sano para los deportistas, por lo que lo entiendo", dijo.

Toru Matsubara forma parte de los millones de habitantes de Tokio a los que no había tocado la lotería, al no conseguir entradas para los Juegos. Pero contaba con "encontrar alguna manera de ver alguna prueba".

"Para ser honesto, quería ir porque mis niños estaban entusiasmados", reconoce.

oh-ric/kau/pm/dr

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos