Conversaciones entre Japón y COI con estudio de eventual aplazamiento de los Juegos como fondo

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, hablarán este martes por teléfono sobre un eventual aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos este año en julio y agosto, como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La conferencia telefónica en la que participarán también la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, el presidente del comité de organización, Yoshiro Mori, y la ministra japonesa de los Juegos Olímpicos, Seiko Hashimoto, está programada a las 11H00 GMT, anunció el gobierno japonés.

"El COI va a hablar hoy con el gobierno japonés, el comité de organización de los Juegos de Tokio 2020 y la comisión ejecutiva del COI sobre la situación de los Juegos, incluido un eventual aplazamiento de los mismos", explicó el comité olímpico.

En plena crisis sanitaria y bajo la presión de varios pesos pesados del mundo del deporte, entre ellos las influyentes federaciones estadounidenses de atletismo y de natación, el COI anunció que se daba cuatro semanas para decidir un eventual aplazamiento de la cita olímpica, inicialmente prevista del 24 de julio al 9 de agosto.

Canadá y Australia ya han anunciado que no enviarán ningún atleta a los Juegos si se mantuvieran las fechas previstas.

Hasta ahora inflexible respecto a la disputa de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 según los planes previstos, por primera vez, el lunes, el Primer ministro japonés Shinzo Abe reconoció que la decisión de un aplazamiento "podría ser inevitable", "si organizarlo se hiciera difícil, teniendo en cuenta como prioridad a los deportistas".

- Presiones de federaciones y deportistas -

El Comité Olímpico Internacional (COI) había reconocido el domingo la posibilidad de un aplazamiento, cuando el coronavirus avanza en su propagación por todo el mundo, causando un caos sin precedentes.

Durante semanas, los responsables de Japón y el comité organizador de los Juegos mantuvieron firmemente la línea de que los preparativos están avanzando para celebrar los Juegos según lo programado.

Sin embargo, se fortaleció dramáticamente la presión de las federaciones deportivas y los atletas, cuyo entrenamiento se ha visto en muchos casos seriamente afectado.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, se alineó el lunes con Abe, aceptando que el aplazamiento es uno de los escenarios previstos.

El COI había emitido un comunicado el domingo para anunciar que estaba intensificando la planificación para diferentes escenarios, incluido el aplazamiento.

La entidad señaló que mantendría "discusiones detalladas" sobre la "situación de salud mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluido el escenario de aplazamiento".

La decisión debería llegar "dentro de las próximas cuatro semanas", agregó el organismo. "Las vidas humanas tienen prioridad sobre todo, incluida la organización de los Juegos", escribió Bach en una carta abierta a los atletas.

"Mi interpretación de las comunicaciones del COI es que no quieren cancelar y no creen que puedan seguir adelante con la fecha del 24 de julio", dijo el veterano miembro del COI Dick Pound a la AFP. "Así que hay que ver la palabra que empieza por 'p'" (posponer).

- El atletismo aumenta la presión -

Sin embargo, el COI advirtió que la logística de posponer los Juegos era extremadamente complicada, con sedes potencialmente no disponibles, millones de noches de hotel ya reservadas y un calendario deportivo internacional repleto, además de los evidentes retos económicos.

El COI ha estado bajo una presión creciente a medida que crece la crisis del coronavirus.

Los organizadores de Tokio-2020 señalaron el lunes que el recorrido de la llama por Japón, que debe comenzar el jueves en Fukushima, se mantiene "por ahora".

También el lunes, la poderosa Federación Internacional de Atletismo (World Athletics), que gestiona el deporte olímpico número uno, se alineó con la idea de un aplazamiento de los Juegos.

"Aunque todos sabemos que diferentes partes del mundo están en diferentes etapas del virus, la opinión unánime en todas nuestras áreas es que celebrar unos Juegos Olímpicos en julio de este año no es factible ni deseable", escribió el presidente de World Athletics, Sebastian Coe, en una carta dirigida al COI, que había sido escrita antes de la reunión celebrada por el organismo olímpico el domingo.

La idea de celebrar los Juegos a tiempo ha generado una creciente resistencia.

El lunes se unió a esta petición el Comité Olímpico suizo, una declaración simbólica puesto que tanto el COI como muchas de las federaciones internacionales tienen sus sedes en Suiza.

El mítico exatleta estadounidense Carl Lewis sugirió incluso el domingo que se reprogramen en 2022, una solución que estima "más práctica".

La hipótesis de un aplazamiento es mayoritaria entre los deportistas estadounidenses, según una consulta el domingo. La delegación estadounidense es tradicionalmente la más importante en los Juegos Olímpicos.

bur-ric/th/clv/ll/psr

MAS NOTICIAS