PG&E se declara culpable de homicidio involuntario por incendio de California en 2018

La compañía de gas y electricidad de California PG&E se declaró culpable de homicidio involuntario y de haber causado el incendio que devoró en 2018 un pueblo completo, informó en un comunicado este lunes.

Las líneas eléctricas defectuosas de esta empresa fueron implicadas en este incendio que fue bautizado como Camp y arrasó con el pequeño poblado de Paradise, en el norte de California, matando a 86 personas, el más mortal en la historia del estado.

En un acuerdo con el fiscal del condado de Butte, donde queda Paradise, "PG&E se declarará culpable de 84 cargos de homicidio involuntario y un cargo de inicio ilegal de un incendio provocado", indicó el comunicado.

"Nuestros equipos iniciaron el incendio, esos son los hechos, y con este acuerdo aceptamos la responsabilidad de nuestro papel en el incendio", dijo el presidente de la compañía Bill Johnson, citado en el texto.

PG&E tendrá que pagar en este acuerdo unos 4 millones de dólares en multas, incluyendo los gastos relacionados con la investigación del fiscal. Además, se comprometió a financiar la reconstrucción de una canal destruido por las llamas.

Ya el proveedor eléctrico se había declarado en bancarrota hace un año, debido a los miles de millones de dólares en demandas que enfrentaba por daños relacionados con incendios desde 2015.

La empresa, acusada de priorizar los intereses de los inversionistas sobre los del público, tenía instalaciones obsoletas, postes de madera y terrenos no despejados alrededor de líneas de alta tensión.

"No podemos cambiar la devastación ni olvidar la pérdida de vidas que ocurrió", añadió Johnson. "Todos en PG&E lamentamos profundamente esta tragedia y el papel que la compañía tuvo en ella".

"Esperamos que la aceptación de estos cargos ayude a dar más certeza al camino a seguir para que podamos pagar a las víctimas de manera justa y rápida", siguió el CEO.

"PG&E llegó previamente a acuerdos con todos los grupos de víctimas de los incendios forestales en 2015, 2017 y 2018, por un total aproximado de 25.500 millones de dólares", que "incluye el pago de todas las reclamaciones de los individuos afectados y el reembolso de las acciones de las agencias del condado de Butte".

El acuerdo anunciado este lunes necesita aún la aprobación del tribunal de quiebras.

jt/ll

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos