Habitantes del norte de México rechazan construcción de cervecera de USD 1.400 millones

Habitantes de la ciudad mexicana de Mexicali, fronteriza con Estados Unidos, rechazaron mediante una consulta popular la construcción de una planta de la cervecera Constellation Brands cuya inversión se estimaba en 1.400 millones de dólares, informó este lunes el gobierno.

En la consulta popular, una suerte de referendo instaurado por el gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador para decidir sobre asuntos públicos polémicos, participaron 36.781 ciudadanos.

Por no estar "de acuerdo con que se termine de construir la planta (...) porque no quiero que se use el agua para ese tipo de industrias", se pronunciaron 76,1% de los electores, según indica la boleta de votación, mientras que 23,2% votó a favor, informó el gobierno.

Los participantes en la consulta representan un 4,6% de los 794.900 ciudadanos inscritos en la lista de votantes de Mexicali, según datos hasta abril de 2019 del instituto electoral del estado de Baja California.

"No estamos en contra de la inversión extranjera, mucho menos estamos en contra de la creación de empleos pero también tenemos que tomar en cuenta la opinión de la gente y tenemos que cuidar nuestros recursos naturales", dijo López Obrador durante su conferencia de prensa matinal.

Agregó que hablará con los representantes de la firma estadounidense "para ayudarlos en todo".

"Como consecuencia (de la votación) la Conagua (Comisión Nacional de Agua) ya no dará los permisos correspondientes que estaban pendientes para la operación de la planta", dijo por su parte Diana Álvarez, subsecretaria del Ministerio de Gobernación (Interior).

La obra había causado inconformidad en la región por el alto consumo de agua que tendría la planta.

Anticipándose al resultado de la consulta, el poderoso Concejo Coordinador Empresarial (CCE) de México, manifestó el domingo su rechazo a una cancelación del proyecto.

"Atenta contra la capacidad de México para atraer inversiones e incrementa el riesgo económico que enfrentamos por la inestabilidad de los mercados financieros, el precio del petróleo y la convulsión internacional causada por la pandemia de COVID-19", expuso el gremio.

López Obrador había dicho recientemente que la obra de la cervecera fue una decisión que heredó de la administración pasada.

Al inicio de su administración, el mandatario canceló -también mediante una consulta popular-, la construcción de un aeropuerto en Ciudad de México, valuado en 13.000 millones de dólares, y promovido igualmente por el gobierno anterior.

La decisión generó una crisis de confianza entre inversionistas locales y extranjeros que, según expertos, ha sido uno de los principales factores del pobre desempeño de la economía mexicana, que registró el año pasado su primera contracción anual en una década.

jla-jg/mr

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos