Los marroquíes salen a rezar pese al coronavirus

Varios grupos de marroquíes salieron a rezar o a protestar este domingo de madrugada desafiando el confinamiento obligatorio decretado por el gobierno para luchar contra la pandemia de coronavirus, indicaron los medios locales.

"¡Dios es grande y es el único que nos puede ayudar!", gritaban fieles reunidos en Tánger, Fez, Tetuán y otras ciudades del país, según las imágenes difundidas en las redes sociales.

En Marruecos, igual que en otros países de Oriente Medio, las mezquitas están cerradas y las autoridades religiosas piden a la gente que rece en sus casas.

Desde el viernes el país está en "estado de emergencia sanitaria" y las fuerzas de seguridad controlan los desplazamientos. También hay restricciones en los transportes públicos y los desplazamientos interurbanos.

El ejército desplegó unidades de blindados en las calles de Rabat, la capital, indicó un periodista de la AFP, así como en otras ciudades, según la prensa.

Los que infringen las normas son detenidos, a veces con violencia, según imágenes publicadas en las redes sociales.

Según un comunicado de la DGSN, la policía nacional marroquí, en los últimos días fueron detenidas 20 personas por propagar falsos rumores o llamar a la desobediencia.

Por su parte las autoridades suspendieron este domingo a las 11h00 GMT el dispositivo especial para repatriar a los marroquíes que están en el extranjero.

En paralelo, los turistas bloqueados en Marruecos intentaban el domingo encontrar plazas en los últimos vuelos y el sábado algunos lograron llegar hasta el enclave español de Ceuta para tomar un ferry, según varios grupos de ayuda creados en las redes sociales.

En Marruecos se registraron 108 casos de contagio hasta este domingo, con tres fallecimientos y tres personas que se recuperaron, según el último balance oficial.

sof/gk/pc/mar

MAS NOTICIAS