En el Reino Unido, los músicos independientes se preocupan por su futuro mientras ensayan

Los músicos independientes, como muchos otros trabajadores por propia cuenta en el Reino Unido, están preocupados por las consecuencias económicas del nuevo coronavirus, ya que están excluidos de las medidas de apoyo anunciadas por el gobierno.

El ministro de Finanzas, Rishi Sunak, reveló el viernes un paquete de iniciativas "sin precedentes" en la historia del país para proteger a los trabajadores y las empresas del impacto económico de covid-19, que mató a 177 personas en el país y llevó al gobierno a cerrar pubs, restaurantes, teatros y cines.

Los empleadores podrán solicitar el pago del 80% de los salarios, hasta un máximo de 2.500 libras (2.700 euros) por mes, para mantener a sus empleados en lugar de despedirlos durante la pandemia.

Sin embargo, esto no se aplica a los trabajadores independientes.

"Estamos extremadamente decepcionados, para ser sincero", dijo Horace Trubridge, secretario general del sindicato de músicos.

"No entiendo por qué pueden hacer una oferta tan generosa para los trabajadores asalariados, por un lado, y por otro lado esperar que los trabajadores independientes vivan con una décima parte de eso. Es una locura, no tiene ningún sentido", dijo a la AFP.

Varios legisladores ya expresaron alarma por la falta de medidas a favor de los trabajadores autónomos.

Para el ex ministro conservador Steve Barclay, es "absolutamente necesario" hacer que se beneficien de la misma ayuda. "Sin ella, toda la economía británica sufrirá una crisis, casi una crisis fatal en términos económicos", dijo a la BBC.

La secretaria general del poderoso sindicato TUC, Frances O'Grady, aseguró que su organización "ejercerá mucha presión" sobre este tema.

"Tenemos miembros que pertenecen a las industrias de la construcción y la creatividad, y esto será una verdadera prueba para ellos", comentó.

- Conciertos y lecciones canceladas -

La oboísta Clare Hoskins dijo a la AFP que ha tenido varias cancelaciones de conciertos en los últimos días. "Y luego supimos que la Iglesia Anglicana ya no organizaría ceremonias públicas, lo que significa que también perdí mi trabajo como corista profesional", lamentó.

"Ya es bastante difícil vivir, así que si no podemos dar lecciones o conciertos, pronto nos quedaremos sin dinero", añadió.

Entre las medidas de apoyo anunciadas por el gobierno, los hogares con dificultades financieras estarán exentos de pagar su hipoteca durante tres meses.

Un programa "que ayudará a personas que pagamos un crédito, como nosotros", apuntó Hoskins", "pero no a los que alquilan".

"Es una gran preocupación, si has perdido todos tus ingresos y no puedes pagar tu alquiler, no saber cuándo recomenzará todo", explicó.

Mientras espera saber cuándo podrá reanudar los conciertos, Hoskins ensaya una pieza de Benjamin Britten. Lo que ella "extraña más", comentó, es "no estar con otras personas, cantar en el coro".

El futuro sigue siendo incierto, pero "me imagino que habrá muchos músicos de primer nivel cuando regresemos, ¡porque todos habremos tenido mucho tiempo para practicar!", bromeó.

we-pau/avz/ahg/mar

MAS NOTICIAS