Británicos no deben refugiarse en la costa o el campo para evitar propagar coronavirus

La Oficina de Turismo de las Cornualles, región del suroeste de Gran Bretaña, conocida por sus playas, pidió a los visitantes que "aplacen su viaje" en un comunicado publicado en su sitio web.

El consejo local insistió en que los visitantes "corrían el riesgo de no poder regresar a sus hogares según lo previsto" y debían ser conscientes de la presión que ejercían sobre los servicios públicos locales.

La progresión de la covid-19 en el Reino Unido se aceleró en los últimos días, causando 177 muertes.

El gobierno británico desaconseja cualquier contacto o viaje no esencial y ordenó el viernes que se cierren los bares y restaurantes. Hasta el momento los paseos no están prohibidos.

Con el retorno de los días soleados, muchos desean ir a tomar el aire a la costa.

"Por favor, no vayan a Cornualles, no queremos propagar más el virus", suplicó el sábado el diputado local Steve Double en SkyNews. Dijo que "las vidas" de las personas en situación de riesgo estaban en peligro.

En Gales, la eurodiputada Liz Saville Roberts disuadió en Twitter "a los que intentan llegar a las zonas rurales del norte de Gales", subrayando las dificultades de los servicios de salud regionales.

Los trabajadores de socorro en el mar de la RNLI (Real Institución Nacional de Salvamento) recordaron a los visitantes los consejos de seguridad y les pidieron que mantuvieran dos metros de distancia entre cada persona durante sus paseos por la costa.

pau/mig/mab/jz

MAS NOTICIAS